Despliega el menú
Economía

empleo

El verano deja 16.200 desempleados menos y 69.400 empleos más, sus peores cifras desde 2012 y 2013

Las mujeres se llevan la peor parte y el paro baja sólo gracias a los extranjeros.

OFICINA DE EMPLEO ( INAEM ) / 04/09/2018 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Una oficina del Instituto Aragonés de Empleo, Inaem.
Oliver Duch

El paro bajó en 16.200 personas en el tercer trimestre del año, lo que supone un 0,5% menos que en el trimestre anterior, hasta situarse el total de desempleados en 3.214.400 personas, su menor nivel en once años, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este descenso del desempleo es inferior a los registrados en todos los terceros trimestres de los últimos siete años, de forma que hay que remontarse hasta el tercer trimestre de 2012 para encontrar un dato peor: el que arrojó un aumento del paro de 93.200 personas.

Pese a ello, la tasa de paro se contrajo una décima en el tercer trimestre, hasta el 13,92%, por lo que baja del 14% por primera vez en 10 años, en concreto desde el cuarto trimestre de 2008. La tasa de actividad retrocedió ligeramente, hasta el 58,72%, tras aumentar el número de activos en 53.200 personas entre julio y septiembre (+0,2%).

En el tercer trimestre de este año se crearon 69.400 empleos, un 0,3% más que en el trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 19.874.300 personas, su mayor nivel en once años. Sin embargo, este aumento de puestos de trabajo es el menor en un tercer trimestre desde 2013, cuando la ocupación se incrementó también en 69.400 personas.

En términos desestacionalizados, la ocupación registró un aumento de sólo el 0,09% respecto al trimestre anterior, su menor alza desde el primer trimestre de 2014, mientras que el desempleo subió un 1,7% su mayor repunte desde el primer trimestre de 2013.

En el último año el paro ha descendido en 111.600 personas (-3,3%) y se han creado 346.300 empleos, a un ritmo de crecimiento anual del 1,77%, frente al 2,4% del trimestre anterior. 

La creación de empleo registrada en el tercer trimestre se repartió casi por igual entre el sector privado, que generó 35.200 empleos (+0,2%), y el sector público, que creó 34.200 empleos (+1%) respecto al trimestre anterior.

Así, el sector privado registró al finalizar septiembre su mayor nivel de ocupación en once años, con 16.645.700 empleados. Por su parte, los empleados del sector público se situaron en 3.228.700, su mayor cifra desde finales de 2011.

En el tercer trimestre se crearon 32.800 puestos de trabajo ocupados por españoles (+0,2%) y 36.700 empleos ocupados por extranjeros (+1,5%). La cifra de extranjeros trabajando en España alcanzó en el tercer trimestre la cifra más alta en nueve años, con un total de 2.428.800 inmigrantes ocupados.

Por su parte, el número de activos subió en 53.200 personas entre julio y septiembre, un 0,2% respecto al trimestre anterior, con lo que la población activa en España quedó constituida por 23.088.700 personas, su mayor cifra en seis años. En el último año, el volumen de activos ha aumentado en 234.700 personas (+1%), situándose la tasa de actividad en el 58,72%. 

Sube el paro femenino

Entre julio y septiembre, el paro bajó en 33.700 entre los hombres (-2,2%), frente a un aumento del paro femenino de 17.400 desempleadas (+1%). Con estos datos, la tasa de paro femenina avanzó una décima, hasta el 15,92%, mientras que la de los varones bajó tres décimas y se situó en el 12,17%.

Desagregando los datos por nacionalidades, el paro de los españoles subió en el tercer trimestre en 9.300 personas (+0,3%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo bajaron en 25.600 (-4,2%). La tasa de paro de los españoles se situó así en el 13,11%, casi sin cambios, mientras que la de los extranjeros se contrajo nueve décimas, hasta el 19,3%.

Al igual que con el paro, la creación de empleo registrada en el tercer trimestre fue también sólo cosa de hombres. Así, mientras que ellos ganaron 74.300 puestos de trabajo entre julio y septiembre (+0,7%), el empleo femenino bajó en 4.900 mujeres (-0,05%), aunque se mantiene por encima de los 9 millones de ocupadas.

Asimismo, el repunte de la actividad se dejó sentir más entre los hombres. Al finalizar el tercer trimestre, había 40.700 hombres más que en el trimestre anterior en disposición de trabajar (+0,3%), con lo que la tasa de actividad masculina se situó en el 64,4%, prácticamente la misma que en el trimestre anterior. Entre las mujeres, la actividad aumentó en 12.500 personas, un 0,1%, hasta situarse su tasa en el 53,28%, casi una décima menos que a cierre de junio. 

Por sectores, el desempleo subió en el tercer trimestre en el colectivo de quienes buscan su primer empleo, con 33.900 parados más (+10,2%); en la agricultura, que sumó 20.000 desempleados (+10,9%), y en la construcción, donde el desempleo aumentó en 3.100 personas (+2,3%).

En el resto de sectores se registraron descensos, especialmente en el entre los parados de larga duración, donde el paro bajó en 48.900 personas (-3,9%). Le siguen la industria, que perdió 15.800 parados respecto al trimestre anterior (-9,5%), y los servicios, con 8.600 parados menos (-0,7%).

En cuanto al empleo, los servicios lideraron la creación de puestos de trabajo entre julio y septiembre, con 87.700 nuevos ocupados (+0,6%), lo que llevó el número de trabajadores en este sector a máximos históricos, 15.042.400 empleados. Le siguió sólo la industria, que incrementó la ocupación en 51.200 personas (+1,8%). Por contra, la agricultura destruyó 63.000 empleos en el tercer trimestre (-7,8%) y la construcción perdió 6.500 ocupados (-0,5%). 

El número de asalariados subió en 101.700 personas (+0,6%) entre julio y septiembre, con un aumento de los asalariados con contrato temporal de 76.600 personas (+1,7%), frente a un incremento de 25.100 asalariados con contrato indefinido (+0,2%).

De esta forma, el número de asalariados con contrato indefinido alcanzó la cifra más alta de la serie histórica, con 12.313.600 trabajadores fijos. En el tercer trimestre, la tasa de temporalidad repuntó tres décimas, hasta el 26,66%. En el último año los asalariados fijos han aumentado en 387.900 (+3,2%) y los temporales se han reducido en 31.500 (-0,9%).

Todos los puestos de trabajo creados en el tercer trimestre fueron a tiempo completo (+231.700), un 1,3% más, frente al descenso de 162.300 empleos a tiempo parcial (-5,5%). El empleo a tiempo superó así la cifra de 17 millones por primera vez en once años.

Por su parte, los trabajadores por cuenta propia descendieron entre julio y septiembre en 30.700 personas (-1%), lo que situó el número total de autónomos en 3.077.700 personas.

Etiquetas
Comentarios