Despliega el menú
Economía

conmemoración

Bodegas San Valero celebra sus 75 vendimias con una apuesta por el cooperativismo y lo ecológico

El grupo vinícola de la D. O. Cariñena encara el futuro con una nueva bodega, una imagen renovada y modernos productos.

El presidente de Cooperativa Vinícola San Valero, José Antonio Ruiz, su director general, Ignacio Pastor, y el director comercial, Javier Domeque, en la presentación de los actos de conmemoración del 75 aniversario.
El presidente de Cooperativa Vinícola San Valero, José Antonio Ruiz, su director general, Ignacio Pastor, y el director comercial, Javier Domeque, en la presentación de los actos de conmemoración del 75 aniversario.
Oliver Duch

Bodegas San Valero ha terminado ya su vendimia número 75. Y para celebrarlo –primero en una fiesta con sus socios el próximo 26 de octubre y después, el lunes 28, en un acto institucional en el que participará el ministro de Agricultura en funciones– cuenta con un ambicioso plan de futuro en el que tiene papel protagonista todo su pasado y su larga historia.

Ya no se llamará Grupo BSV (Bodegas SanValero). Sus responsables quieren recuperar su esencia cooperativa por lo que se presentarán en los mercados como Cooperativa Vinícola San Valero. “Es lo que somos y nos sentimos orgullosos de ello”, han señalado hoy miércoles su director general y su responsable de márketing, Ignacio Pastor y Javier Domeque respectivamente, durante la presentación de los actos de conmemoración del 75 aniversario.

El grupo cooperativo, formado ahora por las bodegas San Valero,  Gran Ducay y Particular, suma además un nuevo proyecto. Para ello cuentan con la primera vendimia de la cooperativa San Nicolás de Tolentino, situada en Almonacid, y con la que San Valero mantiene una alianza empresarial sellada en 2016 para intentar revitalizar la entidad que entonces atravesaba una importante crisis. Esta cooperativa, en la que se ha instalado una línea de embotellado, será absorbida, una vez que así lo aprueben las respectivas asambleas, por San Valero, que además ha comprado una bodega en cueva, también en Almonacid, para la crianza de los vinos ecológicos. Esta previsto que estos caldos, que se comercializarán bajo la marca Bodegaverde, salgan al mercado en la próxima primavera. Y lo harán con una imagen muy moderna, en la que se han eliminado “todos aquellos elementos que no son necesarios en los ecológico”, ha detallado Pastor, que ha señalado que la etiqueta se podrá reciclar y la botella no llevará cápsula.

“Estamos seguros de que será una bodega que nos va a dar muchas alegrías, porque está enfocada a un producto y a un mercado que nos faltaba”, ha insistido el director general, que ha recordado que con una producción de 1,5 millones de kilos de uva, Bodegaverde es el mayor viñedo ecológico de Aragón.

Pero hay más novedades. Se ha renovado la imagen de Gran Ducay, integrada en la D. O. Cava, y que elabora este espumoso con marca desde 1984. Bodegas Particular, fundada en 2014 y que elabora vinos de producción limitada, suma ahora una nueva variedad, un vino elaborado con la poco extendida garnacha blanca, y el esperado Cava Particular Garnacha Blanc de Noirs Reserva, “con una crianza en botella de 15 meses en la oscuridad y profundidad de sus cuevas”, han explicado sus responsables. A ello se suma la nueva colección de monovarietales ‘Celebrities’, uno caldos elaborados por San Valero con las variedades más representativas de la D. O. Cariñena.

Además, y para conmemorar el 75 aniversario, se ha elaborado un vino especial, ‘500 manos’ que homenajea a todos y cada uno de los viticultores que forman parte de la cooperativa. De hecho sus nombres aparecen en la etiqueta (desplegable) del nuevo caldo.

Vendimia corta pero excelente

La conmeroración de sus orígenes llega con la vendima de este año ya finalizada. En ella Cooperativa Vinícola San Valero ha recogido 15,7 millones de kilos de uva, la mitad que el pasado año “que fue de récord’ y un 25% inferior a la media de los últimos años. “Ha sido corta”, reconoció Pastor, que ha recordado que ha sido la sequía la que ha provocado tal merma en la producción. Eso sí, ha señalado el director general, la uva está excelente “y estamos deseando probar los vinos porque la calidad del fruto nos indica que van a ser excepcionales”.

San Valero, que produce alrededor de 15 millones de botellas, exporta el 60% de su producción a más de 25 países, aunque sus principales clientes son China y Japón en Asia; el Reino Unido y Alemania, en Europa, y Estados Unidos y Canadá, en América. Y es por eso que la bodega está “expectante” ante lo que pueda suceder con el ‘brexit’ y no muy preocupada por los aranceles de Trump, “ya que nosotros exportamos vinos de más de 14 grados, que no están afectados por esta decisión”.

Etiquetas
Comentarios