Despliega el menú
Economía

ECONOMÍA

La empresa más allá de los 'KPI'

Fernando Gil Bayona, director general de BSH España, destaca la importancia del valor de pertenencia en un foro en la Cámara

Fernando Gil Bayona, director general de BSH España, durante su alocución en la Cámara
Fernando Gil Bayona, director general de BSH España, durante su alocución en la Cámara
Arturo Gascón

Vermú de redacción. Fernando Gil Bayona, director general de BSH Electrodomésticos, estuvo el pasado viernes como ponente invitado en uno de esos encuentros informales que organiza Ramón Añaños en la sede de la Cámara de Comercio de Zaragoza, los que van acompañados de buenos vinos y aperitivos aportados por Miguel Botica. Una cita que ya se ha consolidado (su predecesor en el puesto, José Longás, también estuvo ahí) y que permite hablar de modo distendido sobre una empresa o un sector, aunque no por ello el tratamiento de los temas es superficial. Gil, de hecho, se empleó a fondo al describir muchas cuestiones relacionadas con la compañía a la que representa, cuyos orígenes conoce mejore que nadie –su abuelo fundó Balay, empresa que dirigió su padre y que fue adquirida por el grupo alemán BSH en 1989– y en la que ha desarrollado una carrera profesional que ha incluido responsabilidades tanto en Alemania como Francia y, desde luego, España. Gran parte de su discurso se centró en temas relacionados con las personas, quizás porque muchos de los invitados a la sesión trabajan en campos vinculados a los recursos humanos, es decir, a la captación y retención de talento, y por ello insistían en preguntar sobre ello una y otra vez. El número uno de BSH España reconoció haber absorbido una cultura que él mamó desde pequeñito, esa que puede percibirse en los anuncios de Balay en los que participan trabajadores de sus fábricas (en Zaragoza tiene en Montañana y La Cartuja). El grado de sentimiento que se tiene por una empresa, el de pertenencia, «no hay ’KPI’ que lo mida», dijo, en referencia a ese indicador que tan bien se conoce en el mundo empresarial por sus siglas en inglés (Key Performance Indicator, es decir, Indicador Clave de Desempeño o Medidor de Desempeño). Más de uno de los asistentes sonrió al escuchar ese comentario.

La industria. Abordó Fernando Gil Bayona a lo largo de la hora y media que duró el evento todo tipo de temas, entre ellos su expectación ante un entorno «difícilmente predecible» con consumidores actuales que ya no se comportan como los de antes. Eso sí, reconoció que le preocupa la capacidad productiva desperdiciada en las plantas del grupo (está siendo utilizada un 65%, lo que deja un 35% ociosa), lo que no significa que se trabaje con menos calidad o que los productos hayan dejado de gustar a los consumidores. La situación política y económica en países donde tienen sus mercados, marcada por una desaceleración más que evidente, les está pasando factura y su capacidad de reacción es la que es. Grandes grupos como BSH, cuya propietaria es la multinacional alemana Robert Bosch, transitan como los petroleros, que van lentos pero seguros, llegó a señalar el director general de la filial española del gigante de los electrodomésticos.

Un abogado comercial. A diferencia de su predecesor, un ingeniero, capacitación que viene muy bien a quien llega a dirigir una empresa industrial, Fernando Gil Bayona estudió la carrera de Derecho, campo al que pensaba dedicarse hasta que después de haber acabado la carrera empezara a vender electrodomésticos de Balay. El gusto por la actividad comercial, convertido en un valor que fortaleció su currículum, le hizo ascender en una BSH que, en España, está llena de ‘alemaños’, personas con orígenes en Zaragoza que han sabido encajar muy bien en la multinacional alemana, algunos con responsabilidades en el extranjero.

Etiquetas
Comentarios