Despliega el menú
Economía

economía

Los españoles reducen su consumo, aunque prevén gastar en viajes y deporte

Las reformas de hogar y la adquisición de muebles y objetos de decoración son otros de los principales gastos de los españoles. 

Si eres de los que todavía no ha decidido dónde irse de vacaciones, te dejamos algunos trucos para que los vuelos no te salgan tan caros.
Los españoles reducen su consumo, aunque prevén gastar en viajes y deporte.
Pixabay

El gasto medio del consumidor español ha descendido este año de forma generalizada, aunque ha aumentado el número de compradores y el tiempo libre y el ocio -principalmente viajes y productos deportivos- son los sectores preferidos para gastar de cara a los próximos doce meses.

Son algunas de las conclusiones de El Observatorio Cetelem Consumo España 2019, presentado este jueves en rueda de prensa, que señala que los sectores a los que se ha destinado un mayor importe en los últimos doce meses son las reformas de hogar (1.319 euros), principalmente de pequeña entidad como cambiar la bañera por el plato de ducha. Los viajes, con un gasto medio de 1.176 euros, y los muebles y decoración, con 629 euros, son los otros sectores de mayor desembolso.

Los datos del estudio, realizado mediante una encuesta a más de 2.200 ciudadanos, constatan que el consumidor español destaca por invertir en tiempo libre y ocio. De hecho, el 79% declara haber comprado algún artículo de deporte (textil y accesorios), un 6% más que en 2018, y el 75%, algo relacionado con el ocio (principalmente hoteles y vuelos), lo que supone un incremento del 7% respecto al año anterior.

El canal 'online' sigue ganando terreno hasta el punto que es la preferencia de compra en tres de los siete sectores analizados (electrodomésticos, móviles y videojuegos), mientras que se acude más a las grandes superficies para adquirir muebles, artículos de deporte, muebles de cocina y descanso.

Llama la atención que los consumidores son reticentes a comprar productos alimentarios a través de internet (solo el 3% lo hace).  Cuando se les pregunta dónde acuden a comprar habitualmente con independencia del producto, el 64% afirma que a grandes cadenas de distribución, mientras que un 36% todavía va a comercios o tiendas de barrio, de las que valoran la cercanía, el trato amable y la confianza.

Las tarjetas de crédito son el modo de pago preferido por el 35% de los encuestados y la de débito lidera el ranquin (50%), mientras que el uso de efectivo es la opción elegida por el 15% de los compradores.

El estudio profundiza en las tendencias de consumo sostenible: uno de cada cuatro ciudadanos afirma que tiene en cuenta siempre o casi siempre la sostenibilidad de los productos que compra, especialmente en la alimentación.

Etiquetas
Comentarios