Despliega el menú
Economía

repartidores en plataformas tecnológicas

"Para que te queden mil euros hay que trabajar 13 horas de lunes a domingo"

Es el testimonio del 'rider' de Glovo, Darwin Henríquez, ante los medios, para denunciar la "explotación laboral" que sufren en esta plataforma. Su comparecencia se produce pocos días antes del juicio que protagonizará Glovo contra Tesorería de la Seguridad Social en Zaragoza  

El trabajador de Glovo, Darwin Henríquez, junto a Rubén Ranz, coordinador de la plataforma Turespuestasindical.es del sindicato UGT
El trabajador de Glovo, Darwin Henríquez, junto a Rubén Ranz, coordinador de la plataforma Turespuestasindical.es del sindicato UGT
UGT

Darwin Hernández, trabajador de Glovo, ha denunciado hoy las condiciones laborales en las que trabajan para esta plataforma. "Se aprovechan de que con la crisis no hay trabajo y nos explotan, entran unos y salen otros. Para que te quede un salario de 1.000 euros tienes que trabajar 13 horas de lunes a domingo", ha denunciado en su comparecencia ante los medios de comunicación, que se produce pocos días antes, de que se celebre, el próximo lunes, el juicio en Zaragoza de Glovo contra la Tesorería de la Seguridad Social después de que la Inspección de Trabajo le levantase por los últimos cuatro años acta de infracción y liquidación de cuotas para 326 riders a los que considera 'falsos autónomos".

"El repartidor no tiene libertad. Te imponen ellos el trabajo que has de hacer.  Tienen una especie de castigo. Si un cliente te puntua mal, te quitan tres puntos, te llegan menos pedidos y  si no puedes trabajar no tienes ingresos, pero sí el pago de la cuota de autónomo cada final de mes y claro, así al cabo del año, todo el trabajador que puede se va", ha dicho este empleado de Glovo que trabaja también para la plataforma Uber Eats para poder completar de alguna forma su salario. Ha expliado que esta situación solo es sostenible durante el año que dura la tarifa plana de autónomos (60 euros) y que es entonces cuando muchos dejan el trabajo. "Además cada vez hay más colaboradores y eso hace que en ocasiones estemos 50 compitiendo por un pedido de una hamburguesería".

Henríquez ha denunciado ante los medios el "sistema de evaluación constante" al que somete Glovo a sus 'riders' y que les lleva a competir entre ellos para conseguir una mayor puntuación. En función de esa puntuación, el algoritmo de la app distribuye la cantidad de trabajo así como los horarios. "Zaragoza está dividida por zonas. Los que tienen mejor puntuación pueden elegir, pero a los demás nos quedan las migajas"

Para Henríquez, sería un alivio que hubiera una sentencia colectiva contra Glovo, una plataforma que hasta ahora ha afrontado únicamente demandas individuales por despido que ha ido ganando, según UGT, 6 frente a 13. "Cambiaría mi vida y la de muchos compañeros, porque en lugar de estar compitiendo por migajas de trabajo, tendríamos derechos a descansos, vacaciones, la baja por accidente, etc".  

Junto al testimonio del trabajador de Glovo, UGT, que se ha personado en la causa en apoyo a la tesis de la Tesorería de la Seguridad Social, ha presentado el informe que dio a conocer hace una semana en Madrid sobre 'El trabajo en las plataformas digitales de reparto' en el que denuncian que Glovo, que defiende a ultranza su modelo de negocio, se ahorra al año 92,6 millones de euros en salarios y 57,6 millones en cotizaciones a la Seguridad Social debido al uso que hace de la figura del trabajador autónomo. Rubén Ranz, coordinador de la plataforma Turespuestasindical.es, ha sido el encargado de presentarlo haciendo hincapié en que ninguna Inspección de trabajo ha determinado que los 'riders' de Glovo sean autónomos, "todo lo contrario", lo que evidencian es que "una relación laboral clásica" y a partir de eso, "tenemos una base fundamental para que los jueces entiendan que estos es una relación laboral".

Según ha destacado "es el primer macrojuicio para la plataforma Glovo, que cuenta con 14.000 trabajadores en los distintos países en que opera y unos 8.000 en España, y para UGT es fundamental porque, a diferencia de las demandas individuales, está basado en las actuaciones de la Inspección de Trabajo". Aunque, el juicio podría retrasarse porque, al parecer, se ha pedido una prueba que supondría un informe de 10.000 folios y podría tardar, hasta el mismo día 30 no se sabrá si se pospone la vista. 

Sin embargo, UGT ha convocado ya una protesta ante la puerta del Juzgado de lo Social número 5 de Zaragoza antes de que comience el macrojuicio. "La tendencia de los jueces", ha recalcado Ranz, es a reconocer la relación laboral: "Es difícil hacer ver a los jueces que una persona con una bicicleta y una mochila es un empresario, este es el gran engaño masivo; hacernos creer que estos son emprendedores o empresarios cuando no tienen control absoluto de nada, dependen de una aplicación (app) para que les caiga trabajo, no establecen los precios y el coste de la aplicación es superior a lo que el trabajador aporta, que es su bicicleta o moto y su' smartphone'". Además si rechazan trabajar viernes, sábados y domingos por la noche, se les penaliza y luego tienen más dificultad para que les den pedidos, ha explicado el coordinador de la plataforma Turespuestasindical.es.

UGT quiere además con este informe alertar a la clase política para que reflexione sobre este modelo de trabajo que las plataformas tecnológicas pretenden extender y que supone "una involución de derechos laborales porque es penoso, precario y peligroso". A estos trabajadores, entiende el sindicato, se les debería estar aplicando el convenio de logística

Etiquetas
Comentarios