Despliega el menú
Economía

reunión con los agentes sociales

El empleo de calidad centrará la nueva agenda del diálogo social en Aragón

El Gobierno de Aragón ultima una declaración institucional sobre la necesidad de trabajar codo a codo con empresarios y sindicatos para que la desacelaración tenga el menor impacto posible en nuestra comunidad.

La consejera de Economía, Marta Gastón, se ha reunido hoy con los máximos responsables de CEOE y Cepyme y también UGT y CC. OO. Aragón
La consejera de Economía, Marta Gastón, se ha reunido hoy con los máximos responsables de CEOE y Cepyme y también UGT y CC. OO. Aragón
DGA

Nueva legislatura y mucho por hacer en mejorar la situación del mercado laboral en Aragón. Con esta premisa y para ultimar la declaración institucional del diálogo social, la consejera Marta Gastón ha reunido hoy a los máximos responsables de sindicatos y organizaciones empresariales para marcar las principales líneas del trabajo conjunto que mantendrán. La intención es tener la declaración firmada antes del Pilar y poder organizar las distintas mesas de trabajo para ir avanzando. Entre las prioridades, estará conseguir una mejora de la calidad en el empleo porque la la precariedad roza lo "insoportable", según el secretario general de UGT, Daniel Alastuey, así como introducir la lucha contra la despoblación como un asunto transversal en todas las medidas que se planteen. 

Una medida concreta que sí habrá será un programa especial de empleo para mayores de 52 años, dado que a propuesta de los sindicatos han funcionado muy bien políticas activas destinadas a colectivos específicos como el programa para mujeres paradas de larga duración denominado 'Emplea T' o el dirigido a parados de larga duración. Así  lo ha señalado la consejera de Economía, Marta Gastón, al término de esta primera reunión de la legislatura con los líderes de CEOE, Cepyme, UGT y CC. OO. en Aragón, Ricardo Mur, Aurelio López de Hita, Daniel Alastuey y Manuel Pina, respectivamente. "El objetivo, ha concretado, es arrancar esta nueva legislatura con una declaración institucional por el diálogo social centrada en los retos de Aragón, que pasan por una agenda por el empleo, la formación, la seguridad y salud laboral y la despoblación como novedad, y la puesta en marcha de las mesas sectoriales, además del desarrollo de la Ley de diálogo social", que fue aprobada por unanimidad en las Cortes el pasado año. 

Ante las previsiones de desaceleración económica que dan todos los organismos, la consejera ha evitado ser alarmista. "Hay que estar atentos pero las previsiones son previsiones y pueden cambiar", ha dicho. Si bien el presidente de CEOE Aragón, Ricardo Mur, ha destacado "la preocupación creciente de todos los empresarios aragoneses y españoles porque el contexto económico mundial marca una clara desaceleración". Los conflictos entre Estados Unidos y China están afectando y también, ha dicho, el "riesgo de la salida del Reino Unido de la UE: "Todo eso no está dando la confianza necesaria y si a eso sumamos la inestabilidad política, a las puertas del cuarto proceso electoral y sin tener claras las expectativas de conformar nuevo Gobierno, la inestabilidad es creciente: los indicadores están marcando que decrece el consumo y caen las contrataciones de nuevos pedidos en el ámbito industrial". Eso sí Mur ha reconocido que los datos en Aragón parece que continúan siendo positivos al menos para el próximo semestre y vamos a tratar de seguir colaborando todos para que Aragón si esa desaceleración se produce podamos seguir creciendo de modo importante", ha añadido. 

Por su parte, el secretario general de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, ha querido poner el acento en "las ventajas y capacidades de tener una mesa por el diálogo social: hace  30 años que los agentes sociales venimos colaborando en Aragón y aunque los análisis de futuro son pesimistas, otros nos pueden dar pie al optimismo si somos capaces de valorar nuestras capacidades, al estar nuestra economía muy por encima de la media nacional". Por tanto, ha recomendado, "vamos a dejar de ser llorones y victimistas, porque el funcionamiento de la economía es es cíclico y trabajaremos porque sea de calidad el empleo que estamos creando para poder afrontarlas". 

El líder de UGT Aragón, Daniel Alastuey, ha rechazado cualquier receta que pase por peor calidad en empleo o más bajada salarial y ha apostado por revertir la reforma laboral y seguir en la negociación para que los salarios puedan seguir subiendo. "Esa es la mejor manera para combatir la desaceleración", ha dicho, y "no lo que está proponiendo el Banco de España". Un organismo, que ha precisado, por su parte, Manuel Pina, secretario general de CC. OO. Aragón, "no acierta nunca, en los últimos años nunca", ha reiterado, y que "siempre acaba dando la misma receta, que nos apretemos el cinturón y avanzando previsiones que nunca se cumplen".

Etiquetas
Comentarios