Economía

Figueruelas dice adiós a la quinta generación del Corsa tras producir más de 1 millón de unidades

La factoría de PSA se prepara para fabricar el sexto modelo tras el "éxito de ventas" de su predecesor.

Trabajadores de la planta de Opel España, del grupo PSA, posan con unidades de la quinta y de la sexta generación del Corsa, ayer
Trabajadores de la planta de Opel España, del grupo PSA, posan con unidades de la quinta y de la sexta generación del Corsa
Opel PSA

La planta de Opel España en Figueruelas, del grupo PSA, puso este viernes punto final a la producción de la quinta generación del modelo Corsa, cuya fabricación se inició en 2014 y de la que ha conseguido ensamblar más de un millón de unidades en total. A eso de las 11,30 de la mañana, por la línea 2 de la cadena de montaje salió el último ejemplar -un vehículo de la edición ‘120 aniversario, color ‘azul constelación’ con un motor de 1.4 y 90 CV MT5 de potencia- de un modelo "dinámico, elegante y práctico que ha sido un éxito de ventas", según apuntaron fuentes de la factoría. La planta se prepara ahora para el lanzamiento de la sexta generación, que se fabricará en serie dentro de cerca de dos semanas, y de su versión eléctrica, que saldrá desde el primer trimestre de 2020.

Presentado en el Salón del Automóvil de París en septiembre de 2014 y ensamblado en serie desde noviembre de ese año, el quinto Corsa, el E, ha tenido una buena acogida en el mercado europeo, con cinco destinos fundamentales: el Reino Unido, Alemania, España, Italia y Francia. Hasta la fecha se han vendido 1,2 millones de unidades, producidas en su gran mayoría en Zaragoza (un pequeño porcentaje ha salido de la planta alemana de Eisenach).

Desde el inicio de su fabricación en la factoría de Figueruelas en 1982, entonces integrada en General Motors, del Corsa se han vendido más de 13,6 millones de unidades, de las que unas 10,6 millones han sido producidas en Zaragoza. El utilitario, durante muchos años único modelo en la cadena, ha sido siempre el más emblemático de la planta, y así seguirá siendo ahora con una arquitectura de PSA, grupo al que se integró Opel en 2017, según insisten en destacar sus directivos.

La factoría aragonesa ha producido en sus 37 años de historia más de 13,7 millones de vehículos, de los cuales cerca del 80% corresponden al modelo Corsa. En la actualidad, la planta fabrica dos modelos más, los SUV o ‘todocaminos’ Opel Crossland X y Citroën C3 Aircross, ambos por la línea 1, que seguirá en funcionamiento las próximas dos semanas y de la que dejó de salir el Mokka X a finales del pasado mes de junio.

El nuevo modelo

Hasta el 7 de octubre, fecha de inicio del lanzamiento productivo del nuevo Corsa, en la línea 2 de la planta se realizarán los cambios pertinentes para que esté todo a punto para comenzar a ensamblar la sexta generación, la F. Un modelo que ha sido presentado al gran público esta semana en el Salón del Automóvil de Fráncfort, después de haber sido exhibido a la prensa por primera vez el pasado mes de junio en un acto celebrado en la fábrica de Opel en Rüsselsheim.

Tanto en aquella presentación como en la del pasado martes en Fráncfort, la filial alemana de PSA ha hecho hincapié en que el nuevo Corsa sale con una versión a baterías, primera apuesta 100% eléctrica de la marca. Con el lema de ‘Opel goes electric’, el presidente y consejero delegado de la firma germana, Michael Lohscheller, ha subrayado la vocación de un modelo que es más respetuoso con el medio ambienta, ya que incluso las versiones a gasólina y diésel reducen sus emisiones de CO2 respecto a los de la generación precedente.

Gracias a su plataforma multienergía, todos los Corsas (los térmicos y los eléctricos) saldrán de la misma línea de montaje.

Etiquetas
Comentarios