Despliega el menú
Economía

Salón del automóvil

Una fiesta alemana con presencias y ausencias

Volkswagen, BMW, Mercedes-Benz, Seat, Porsche, Renault, Hyundai y Lamborghini, también presentan sus novedades en Fráncfort.

Volkswagen es, como no podía ser de otra manera, uno de los principales protagonistas del Salón del Automóvil de Fráncfort, si bien ya desde este lunes, en vísperas de la apertura de la muestra, ha ganado titulares con la presentación de su nuevo coche eléctrico para las clases medias, el ID.3, con el que quiere zanjar todo recuerdo del escándalo ‘dieselgate’ y abrir una nueva etapa. En esta muestra alemana, las marcas locales despliegan en sus distintos pabellones lo mejor de sus productos. Celebrado siempre en septiembre en los años impares (en los pares tiene lugar el de París), es el lugar idóneo para el lucimiento de Volkswagen y de otras marcas germanas como BMW, Mercedes Benz y hasta Opel -aunque hoy forme parte de un grupo francés-, si bien todos los que aquí se presentan realizan un gran esfuerzo para promocionar sus novedades mientras sus directivos se pronuncian sobre ellas y sobre los retos del sector, no exento de incertidumbre por la disyuntiva de los consumidores sobre seguir comprando vehículos a gasolina o diésel o dar el paso ya de hacerse con un modelo eléctrico.

Eso sí, en el común denominador de las presentaciones está el componente tecnológico, tanto por las adaptaciones de los coches a más restrictivas exigencias medioambientales o la digitalización que reclaman los clientes como por esas apuestas de vehículos a baterías o incluso de esos modelos autónomos que ya están disponibles aunque estemos lejos de verlos en nuestras calles o carreteras a corto plazo.

En Fráncfort Volkswagen, que este lunes ya anunció planes de inversión a la prensa especializada, presenta también su nuevo VW T-Roc Cabriolet, variante con capota de este SUV crossover urbano. Destaca en el mismo pabellón la potente presencia de su marca española Seat y su vertiente de más alta gama Cupra, que aquí presume de su primer modelo eléctrico, el Cupra Tavascan. Audi está presente con su AI:Trail, un coche de concepto de un 4x4 eléctrico y Porsche esgrime el Taycan, su nueva apuesta eléctrica. El grupo Daimler exhibe su nuevo Mercedes Benz GLE Coupé, una nueva generación de ese SUV de corte deportivo, si bien su bandera eléctrica la enarbola el Mercedes EQV, el clase V a baterías, que se fabrica en Vitoria y prevé tener una autonomía de 405 kilómetros. BMW, por su parte, presenta la tercera generación de su X6, que incorpora muchos avances tecnológicos y que prevé tener una versión híbrida enchufable más adelante, si bien esas prestaciones del híbrido ya están en su flamante BMW Vision M Next, equipado con cuatro cilindros en línea, un turbo y un motor eléctrico.

Marcas francesas y asiáticas también se hacen notar en este salón, sitio más adecuado para presentar los productos que llevarán al mercado de modo inminente, con buenas expectativas para 2020. Renault, por ejemplo, expone las segunda generación de su modelo Captur, un SUV que fabrica en Valladolid que ahora llega con una nueva plataforma preparada para la electrificación y con motores más potentes. Su vertiente híbrida enchufable está prevista para el año próximo. Hyundai mostrará su nuevo i10, tercera generación de ese modelo urbano, así como un ‘concept car’ totalmente eléctrico, el EV Concept 45. En ese mismo empeño eléctrico está el Honda E, que cuenta con un motor de 110 kW (150 CV) y 300 Nm de par, que se alimenta a través de una bateríade 35,5kWh. Otro gran protagonista en el salón es el Lamborghini Sian, que con 819 CV de potencia es el primer híbrido de la marca.

La presentación de Opel ha sido la tercera de las celebradas en este gigantesco salón del automóvil, después de una multitudinaria de BMW y de la de Mini. Las de Mercedes, Hyundai y Smart seguirían a continuación en una muestra que también cuenta con ausencias importantes como las de Toyota, Nissan, Peugeot, Citroën, Mitsubishi o Nissan. 800 expositores de 30 países y 79 marcas se dan cita en una muestra que se celebra en septiembre de los años impares (en los pares tiene lugar la de París), punto de encuentro de un sector que se encuentra en una importante fase de transformación por las exigencias en la reducción de emisiones, la creciente apuesta por los vehículos eléctricos y la digitalización que se incorpora a los modelos.

Etiquetas
Comentarios