Despliega el menú
Economía

aragón

El gasto social en Aragón es un 9% superior a la media estatal, pero sigue por debajo de los niveles previos a la crisis en Sanidad

El coste de la deuda en Aragón fue en 2018 de 779,46 euros por habitante, 7,6 veces mayor que en 2009, que fue de 101,93 euros.

Loading...

En 2018, Aragón se situó por encima de la media estatal en gasto de las tres grandes políticas sociales que gestiona la Comunidad: Sanidad, Educación y Servicios Sociales. En estas tres políticas, Aragón invirtió 2.658,25 euros por habitante, 218,76 euros más que la media estatal, que fue de 2.439,49 euros (un 9% más).

Según el informe de las cuentas de las comunidades elaborado por la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, Aragón invirtió en Sanidad en 2018 1.520,64 euros por habitante, un 17,3% más que la media española, mientras que en Educación fueron 845,12 euros por habitante (un 0,5% más que la media estatal) y en Servicios Sociales 308,60 euros (un 8,8% más).

Las diferencias se mantienen también en términos relativos, en porcentaje sobre el gasto total autonómico en el caso de Sanidad (34,8%, frente al 32,5% de media estatal); en Servicios Sociales este porcentaje es similar a la media estatal (en ambos casos 7,1% del total del presupuesto), y es inferior en Educación, con un 19,32% en Aragón frente al 21,09% de media estatal.

Los recortes en políticas sociales que se produjeron como consecuencia de la crisis fueron en Aragón especialmente acusados. Por ello, a pesar del incremento presupuestario de los últimos años, todavía una política de gasto social, la Sanidad, está por debajo del gasto que se registró en 2009 (un 5,6% menos), año a partir del cual se producen los recortes.

Tanto en Educación como en Servicios Sociales, ya se ha recuperado el nivel de gasto previo a la crisis, por habitante y año. El gasto en Educación ha aumentado un 4,7% respecto a 2009 y en Servicios Sociales, un 15%.

Ha sido a partir de 2015, es decir, en la última legislatura, cuando se ha producido la recuperación de las políticas sociales, que habían alcanzado en 2014 su nivel más bajo en nuestra Comunidad; así, en la pasada legislatura, el conjunto de políticas sociales en Aragón se incrementó más de un 25%, pasando de 2.131,86 euros en 2014 a 2.674,31 euros en 2018 (542,45 euros más).

Este incremento lo encabezan los Servicios Sociales, con un 47,9% (210 euros por habitante en 2014 frente a los 308,5 euros en 2018, es decir, 98,2 euros más). Seguido por Sanidad, con un 24,9% (1.217,4 euros por habitante en 2014 y 1.520,6 en 2018, es decir, 303,2 euros más). En Educación el incremento en la legislatura ha sido del 20% (704,1 euros por habitante en 2014 y 845,1 euros en 2018, lo que supone 101euros más).

El coste tan elevado de la deuda (779,46 euros por habitante en 2018 en Aragón), un 20% superior a la media estatal, es, sin duda, uno de los factores que limitan el desarrollo de las políticas sociales en Aragón. Hay que destacar que en 2009 el coste de la deuda en Aragón fue 101,93 euros por habitante, es decir, que se ha multiplicado 7,6 veces en 2017 en relación con ese año.

El otro factor que limita el desarrollo de las políticas sociales en Aragón es la falta de un Gobierno estable y la consiguiente prórroga de los Presupuestos Generales del Estado, que priva a las Comunidades Autónomos de un importante volumen de transferencias para actualizar la financiación de estas políticas.

España

En el conjunto de España, el gasto social de las comunidades autónomas continúa por debajo de los niveles previos a 2009, antes de los recortes practicados durante la crisis económica, en unos 4.190,2 millones de euros, un 3,4% menos que hace diez años.

Las comunidades destinaron 116.851,7 millones de euros a gasto social en 2009, 4.190,2 millones más que el año pasado, lo que refleja que a pesar de la recuperación económica, el gasto social es un 3,4% inferior a los momentos previos a la crisis.

Nueve comunidades habrían recuperado, en términos absolutos, el gasto social previo a los recortes provocados por la crisis: Baleares, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco, Cantabria, Región de Murcia, La Rioja, Asturias y Extremadura.

Por contra, las comunidades que mantienen un mayor recorte en términos porcentuales en estos 10 años son Castilla-La Mancha, que acumula una caída del 15,46% y Cataluña, con el 19,91% de retroceso.

La comunidad que más porcentaje de su presupuesto destina a gasto social es Asturias, con el 68,3%, frente a Navarra, con el 49%. En el conjunto de España, la media es del 60,7% del total del presupuesto autonómico, con 2.420 euros por habitante.

País Vasco y Navarra encabezan el gasto por habitante con 3.242 euros y 3.151 euros respectivamente. En el otro extremo, Madrid -2.109 euros- y Cataluña -2.181- cierran este listado de gasto social por habitante.

Por apartados, el gasto sanitario ha caído un 6,02%, lo que supone 3.864 millones de euros menos que en 2009. Cataluña es la comunidad que más ha recortado el gasto sanitario, un 27,5% menos que antes de la crisis. En el otro extremo, Baleares -18,64% más-, Navarra -9,55%- y Cantabria -7,05%- apuntan incrementos de la inversión pública en sanidad, según el estudio.

En educación, las comunidades gastaron el año pasado 1.646 millones menos que en 2009, lo que representa una reducción del 6,9%. Siete comunidades -Comunidad Valenciana, Baleares, Extremadura, Aragón, Cantabria, Andalucía y Navarra- incrementaron su gasto en Sanidad, al contrario que Castilla-La Mancha y La Rioja, que han recortado este presupuesto en más de un 15% y Cataluña, en un 12%.

Por contra, el gasto en servicios sociales sí se ha recuperado con respecto a los niveles de antes de la crisis y, de hecho, ha crecido un 11,1%, 1.320 millones de euros adicionales.

Sube el gasto en todas las comunidades salvo en cuatro, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia y Andalucía.

Etiquetas
Comentarios