Economía

nuevos modelos

La planta de Opel PSA, candidata a fabricar el Astra si hubiera un 'brexit' duro

El presidente del grupo, Carlos Tavares ya dijo hace un mes al Financial Times que una factoría del grupo del Sur de Europa podría acoger la producción de la nueva generación de este modelo, adjudicado la factoría inglesa de Ellesmere Port, y cuyo futuro está pendiente de cómo se haga la salida de El Reino Unido de la UE. 

Pruebas del nuevo Opel Astra en una imagen de 2017.
OPEL ASTRA
Oliver Duch

"Toda la producción de Ellesmere Port cesará si el 'brexit' hace que sea imposible obtener beneficios en una fábrica en la que trabajan 1.000 empleados y que fabricó 77.000 Astras el año pasado". Son las declaraciones que hizo el presidente de PSA, Carlos Tavares, al Financial Times hace un mes cuando se le preguntó que afecciones prodría tener en las plantas inglesas de Opel Vauxhall la salida abrupta del Reino Unido de la Unión Europea. Entonces el máximo responsable del grupo francés añadió que una planta en el sur Europa sería una ubicación alternativa para el nuevo modelo que actualmente produce la planta inglesa de Ellesmere Port y también la polaca de Gliwice. Sus declaraciones cobran ahora una especial relevancia cuando el primer ministro Boris Johnson sigue adelante con la amenaza de un 'brexit' sin acuerdo. 

En la planta de Figueruelas, ya anda en boca de algunos representantes de los trabajadores esta posibilidad de que el Astra pudiera ser el modelo que le falta a la planta para estar a tope de capacidad y recobrar los volúmenes de producción de antes de las crisis. Sin embargo y "sin desearle ningún prejuicio a los compañeros ingleses", algunos comentan que "lo del 'brexit' está aún por decidir y nadie sabe a ciencia cierta que puede ocurrir. Mientras tanto, fuentes de PSA han declinado hacer comentarios al entender que no se puede especular sobre qué solución tendrá finalmente el 'brexit' sino que habrá que esperar.

La política británica vuelve a añadir un factor de incertidumbre a la batalla entre plantas constructoras de automóviles. Una pelea que de por sí se produce siempre que está en juego la adjdudicación de un nuevo modelo, pero que esta vez llega bastante tiempo después de que PSA confirmase que la fábrica de Ellesmere Port, cerca de Liverpool, sería la que construyera la nueva versión del Astra. Según publicó este jueves Bloomberg, esta decisión quedaría ahora en el aire en caso de que El Reino Unido salga de la Unión Europa de forma abrupta y los aranceles que se pongan tanto a los componentes como a los coches supongan un gasto extra añadido para el grupo francés y conlleve una pérdida de competitividad. No solo PSA se está replanteando su estrategia de negocio en Inglaterra. También lo están haciendo otras marcas, como señala este medio de comunicación. 

"Las plantas francesas podrían fabricar legítimamente este vehículo si ocurre un 'brexit duro", dijo a Bloomberg Patrick Michel, un representante sindical de Force Ouvriere en PSA, y propuso las factorías que Peugeot tiene en Sochaux y Mulhouse como posibles competidores.

Sin embargo, en estos momentos, las plantas más competitivas del grupo PSA, por costes, se encuentran en España y son la zaragozana de Figueruelas, que produce casi el 40% de toda la producción de Opel en Europa y la de PSA Vigo. También está la de Villaverde en Madrid pero tiene unos volúmenes y cargas de trabajo muy inferiores a las dos plantas 'hermanas' como son consideradas desde la propia dirección de PSA.

Así las cosas, y aunque se han abierto las quinielas, la factoría zaragozana de PSA tendrá que esperar para ver si al final se produce este trasvase de producción del Astra. De momento, está inmersa al 100% en el lanzamiento del nuevo Corsa que se producirá a principios de octubre y que tendrá su versión eléctrica ya al año que viene. Precisamente la planta parará casi tres semanas a partir del 16 de septiembre para acabar de adecuarse a la sexta generación de este modelo, que tan buenos resultados ha dado a lo largo de 35 años a la factoría zaragozana, que fabrica además el C3 Aircross y el Crossland X.

El grupo con sede en París adquirió Vauxhall en 2017 cuando compró el hermano alemán Opel al fabricante de automóviles de General Motors. Tavares dijo en junio que el Opel Astra de próxima generación se fabricará en la planta alemana de Russelsheim a partir de 2021. La versión con insignia de Vauxhall se construiría en Ellesmere, eso sí condicionada a los términos en que se produzca el 'brexit'.

Etiquetas
Comentarios