Despliega el menú
Economía

economía

USO denuncia que uno de cada dos nuevos contratos firmados en España son temporales

La ocupación ha crecido en un millón de personas en diez años, pero el 30% de los empleos dura menos de una semana.

Rueda de prensa de la Unión Sindical Obrera este martes donde se ha presentado el informe 'Anomalías de nuestro mercado de trabajo'.
Rueda de prensa de la Unión Sindical Obrera este martes donde se ha presentado el informe 'Anomalías de nuestro mercado de trabajo'.
USO

Los últimos datos de paro de julio fueron bastante desalentadores, ya que aunque la tasa se redujo, lo hizo en el menor porcentaje en ese mes desde 2008, lo que supuso no poder acabar aún con la barrera de los 3 millones de desempleados como había vaticinado incluso el presidente Pedro Sánchez días antes. Y más allá del número de parados, el tipo de contratación es problemática en España.

Mientras que en Europa la tasa de ocupados de forma indefinida es del 85,8%, en España ha caído dos puntos en los últimos dos años hasta el 73,6%. "Algo estamos haciendo mal cuando su desempleo es el 7% y la nuestra en torno al 14%", explicó ayer José Luis Fernández, director del gabinete de estudios del sindicato Unión Sindical Obrera (USO), durante la presentación de su informe ‘Anomalías en nuestro mercado de trabajo’ en el que denuncian que más de la mitad de los nuevos asalariados de los últimos diez años accede al mercado laboral con un contrato temporal.

Así, en 2010 había casi 12 millones de ocupados con contrato indefinido, frente a los 4 millones temporales. Diez años después, aunque la ocupación ha crecido en 1.068.400 personas, más del 50% de ellas tiene un contrato temporal. Sumando estos al total, la tasa de ocupados indefinidos ha caído en un 2% hasta el 73,6%. "Se está transformando el mercado de trabajo porque la gente que se va incorporando ahora lo hace de forma temporal. La falta de estabilidad en el empleo supone la falta de estabilidad en la vida", lamenta Fernández.

El informe destaca además que el 27,5% de los contratos que se firman en España duran menos de una semana, una cifra que asciende al 30,5% si se tienen en cuenta solo los contratos temporales. "Muchos siguen utilizando la fórmula de lunes a viernes para ahorrarse el pago del descanso del fin de semana, lo que explica por qué con tantos contratos, solo hay un millón más de ocupados", explicó Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO.

Por ello, piden que la contratación temporal solo se dé cuando haya una causa que lo justifique. "Por defecto la contratación debería ser indefinida, deberíamos mirar más a Europa en ello", señaló Fernández, quien además recordó que España es un país de micropymes con poco margen de contratación e incluso así, el 48% de los nuevos contratos lo están asumiendo este tipo de empresas.

Solo un 3% son indefinidos

Los datos revelan que solo un 3,44% del total de nuevos contratos de trabajo firmados en España en la primera mitad de 2019 fueron de carácter indefinido y a tiempo completo, mientras que un 2,79% fueron indefinidos a tiempo parcial. Por tanto, la gran mayoría de los nuevos contratos fueron temporales, un 47,5% "por circunstancias de la producción y un 37,9% de obra y servicio", lo que según USO "no parece muy razonable" porque la gran mayoría de las empresas en España no se basan en la producción.

Por comunidades autónomas solo superan la media de contratos indefinidos realizados Madrid, Baleares, Cataluña, Ceuta y Canarias, destacando las dos primeras. En cambio, Andalucía, Extremadura y Cantabria se encuentran a la cola del ranquin.

Registro de jornada

Sobre la nueva ley de registro de jornada, desde USO aseguran que su mayor problema es que está basada en la negociación colectiva, cuando la mayoría de las empresas no tienen representantes sindicales porque no llegan al mínimo de trabajadores (50). "Es un brindis al sol, una declaración de intenciones, pero no va más allá", denuncia Estévez.

Además, supone muchos problemas para el mercado de trabajo actual en el que muchos ni siquiera tienen un centro al que acudir a fichar porque son ‘freelance’ o trabajan desde casa. "Querían terminar con las horas extra no pagadas a través de esta medida y la última EPA apunta a que han aumentado", asegura la secretaria de Comunicación.

Etiquetas
Comentarios