Despliega el menú
Economía

economía

Agroveco avanza con firmeza en los mercados asiáticos y aumenta un 32% sus exportaciones

La fábrica de piensos, integrada en la cooperativa Cadebro, alcanzó el pasado año una facturación de 29 millones de euros, lo que supone un incremento del 12,4%.

Instalaciones de la fábrica de piensos Agroveco, situada en el barrio zaragozano de Casetas.
Instalaciones de la fábrica de piensos Agroveco, situada en el barrio zaragozano de Casetas.
Agroveco

Fue en 2011 cuando Agroveco, fabricante de piensos para ganado y mascotas integrado en el grupo cooperativo Cadebro, se lanzó a la conquista de los mercados internacionales. Y desde entonces no ha dejado de anotar incrementos a su facturación en el exterior. El pasado año, sus exportaciones, que se dirigen ya a 47 países de cuatro continentes, se incrementaron en un 32% gracias a su presencia cada vez mayor en los más exclusivos mercados asiáticos.

La punta de lanza de este éxito internacional está siendo su marca Equusline, un pienso de alta gama para caballos que triunfa en el golfo Pérsico. De hecho, el 25% de las ventas de este producto ya se realizan en el exterior. "Se trata de un mercado con mucho valor añadido porque en estos países los caballos son animales muy especiales, a los que trata con mucho mimo, y además existen grandes clubes hípicos y exclusivos hipódromos", señala Daniel Ponz, director de Comunicación y Marketing de esta empresa aragonesa con sede en Casetas (Zaragoza).

Su pienso para mascotas también se abre paso en la exportación, a la que se destina el 20% de la producción de este alimento animal que se comercializa bajo la marca Rex. Y aunque sus ventas exteriores suponen, de momento, en torno al 5% de su producción total, Ponz destaca la importancia de esta cifra. "Puede parece poco, pero hay que tener en cuenta que también producimos pienso para ganadería industrial, que supone unos grandes volúmenes de negocio", destaca el representante de la cooperativa zaragozana.

Sus productos han llegado hasta Corea y Nueva Caledonia, aunque sus principales mercados se sitúan en el este de Europa, en el norte de África y en Oriente Medio. "Es todo un éxito", insiste Ponz, que recuerda que en estos mercados la marca aragonesa tiene que competir con multinacionales estadounidenses, británicas, francesas, holandesas, belgas y alemanas, que llevan implantadas en estos mercados más de 50 años.

Ahora, China y Rusia

Agroveco quiere también ampliar la diversidad geográfica de sus exportaciones. Y ha puesto su mirada en dos inmensos mercados, China y Rusia. Para ello ya se ha trazado, de la mano de Aragón Exterior, una agenda repleta de visitas comerciales. La última la realizó el pasado mes de mayo, cuando la cooperativa fue invitada a participar en la Feria de Importación de la ciudad de Yiwu, donde los productos de la cooperativa aragonesa "llamaron gratamente la atención de los importadores, ya que se trata de un producto muy diferenciado en el mercado chino", según el responsable de exportación, Jorge Guillén.

El avance en los mercados exteriores explican en gran medida las buenas cifras que arrojan los resultados de Agroveco. Su facturación alcanzó el pasado año los 29 millones de euros, lo que supone un aumento del 12,4% respecto al año anterior. "El mercado interior se ha resentido mucho con la crisis, pero también hemos ido creciendo, sobre todo con productos de mayor valor añadido entre los que destaca el lanzamiento de una nueva gama de pienso realizado con carne fresca", puntualiza Ponz.

Para hacer frente al incremento de la demanda, Agroveco ha desembolsado en los últimos años más de 8 millones de euros para ampliar y modernizar sus instalaciones. Actualmente se encuentra inmersa en una inversión de 2,2 millones de euros para "optimizar los procesos y mejorar la calidad", destaca Ponz. Una mejora que la firma prevé culminar este año.

Esta fábrica, que produce anualmente unas 85.000 toneladas de pienso para todo tipo de ganadería, para mascotas y para caballos de equitación, está integrada en la Cooperativa Agrícola del Valle del Ebro (Cadebro) fundada hace más de 50 años por la delegación provincial de sindicatos con el objetivo de agrupar a los agricultores de la zona. Cuenta con 343 socios, en sus mayoría agricultores de cereal pero también ganaderos de rumiantes, algunos de los cuales se unieron a otros productores externos para crear Agroveco en 2003.

Etiquetas
Comentarios