Despliega el menú
Economía

economía

Maetel afianza su actividad en el sector fotovoltaico japonés

La empresa aragonesa logra la aprobación final del proyecto Cherry Lake e incia las obras de los de Kurayoshi y Oital.

Imágenes de trabajadores y de la instalación fotovoltaica puesta en marcha por Maetel en Japón, que quiere acelerar la implantación de renovables en su territorio.
Imágenes de trabajadores y de la instalación fotovoltaica puesta en marcha por Maetel en Japón, que quiere acelerar la implantación de renovables en su territorio.
maetel

Maetel, empresa zaragozana del grupo ACS especializada en proyectos industriales y de energías renovables, afianza su actividad en el singular mercado japonés con la obtención, por parte del Ministerio de Economía, Comercio e Industria de ese país, de la aprobación final de una planta fotovoltaica (la de Cherry Lake) y el inicio de las obras de las instalaciones de Kurayoshi y Oita.

La planta fotovoltaica Cherry Lake, de 98 MW, ubicada en la prefectura nipona de Mie, obtuvo la aprobación definitiva por el Gobierno de Japón el pasado 24 de junio, según fuentes de la compañía aragonesa. La construcción de esas instalaciones tuvo comienzo en septiembre de 2017 con Maetel como empresa constructora, se consiguió conectar a la red de Chubu Electricf en noviembre de 2018 y su fecha de entrada en operación (COD) se produjo en marzo de este año. "Tras la puesta en marcha, la planta ha proporcionado energía con éxito y ha sido objeto de control e inspección por parte del Ministerio de Economía japonés para asegurar que cumplía todos los requisitos que exige el Gobierno nipón", indicaron desde la filial aragonesa de ACS.

El departamento de Economía, Comercio e Industria de Japón había concedido anteriormente su aprobación a las plantas de energía fotovoltaica Sunrise (Takahagi), de 11 MV, y de Hokota, de 21,5 MW.

Nuevos proyectos

En el marco de su actividad en un país asiático cuya apuesta por las energías renovables se incrementó considerablemente tras el accidente nuclear de Fukushima en marzo de 2011, Maetel se ha posicionado con fuerza en ese mercado desde 2014. En fechas recientes, la compañía inició los movimientos de tierra y trabajos de obra civil para otras dos nuevas plantas fotovoltaicas, ubicadas en las prefecturas de Tottori y Oita para su cliente Sonnedix. "Como todo proyecto en Japón, el volumen y nivel de complejidad de los trabajos de obra civil son muy importantes", informaron fuentes de la empresa al hablar de estas dos nuevas instalaciones, que requerirán infraestructuras de drenajes y construcción de balsas, entre otras acciones añadidas. La planta que se ubicará en Tottori, denominada Kurayoshi, es de 36,43 MW, mientras que la de Oita es de 38,65 MW. Los proyectos realizados por Maetel en Japón que ya están terminados en fase de operación y mantenimiento suman ya entre 400 MW y 500 MW.

La filial aragonesa de ACS registró en 2018 una facturación de 452 millones de euros, un dato "inusual", según reconocieron en febrero pasado sus directivos, ya que el incremento del negocio respecto a 2017 fue de cerca de un 60%.

Etiquetas
Comentarios