Despliega el menú
Economía

El negocio liberalizado impulsa un 3 % el beneficio neto de Endesa hasta junio

Los resultados obtenidos le permiten mostrarse confiada en la consecución de los objetivos comunicados al mercado para este año.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, en una imagen de archivo.
El consejero delegado de Endesa, José Bogas, en una imagen de archivo.
Guillermo Mestre

Endesa ha presentado unos resultados muy positivos entre enero y junio de 2019, gracias a la buena gestión del mercado liberalizado. Los resultados obtenidos le permiten mostrarse confiada en la consecución de los objetivos comunicados al mercado para este año.

A la buena evolución del mercado liberalizado, se han sumado la estabilidad del mercado regulado y el esfuerzo de contención de costes, que han sido también clave de un periodo en el que, además, la empresa ha incrementado sustancialmente sus inversiones, especialmente para acelerar el desarrollo de los 879 MW de energías renovables que se adjudicó en las subastas de 2017 y que espera que entren en funcionamiento antes del final del presente año.

Cabe destacar que se ha producido una significativa caída de la demanda de energía eléctrica durante los seis primeros meses del ejercicio como consecuencia de las altas temperaturas del periodo y del impacto de la ralentización de la economía sobre el consumo de las grandes empresas.

Además, se ha registrado un incremento del precio de los derechos de CO2 y una menor disponibilidad de la generación hidráulica, lo que ha llevado a un incremento del 3.4% en los precios del mercado mayorista, que han alcanzado los 51,8 euros/MWh.

"Los dos principales motores de nuestras inversiones son las energías renovables y la digitalización. Un papel clave lo desempeña también una sólida cartera de nuevos proyectos de energías renovables que pueden alcanzar los 9.000 MW. Esta estrategia refuerza los excelentes resultados obtenidos, de cara a un escenario de mercado complejo y retador, y nos sitúa en una posición ventajosa para liderar la transición energética en España", afirma el consejero delegado de Endesa, José Bogas.

El cash flow operativo de Endesa en los seis primeros meses de 2019 ha sido de 907 millones de euros, es decir, un 42% más elevado que el del mismo periodo de 2018. Esto se ha debido, fundamentalmente, al incremento del EBITDA y a la mejora del capital circulante (-33%).

Por su parte, la deuda financiera neta ha aumentado en 1.025 millones de euros con respecto al 31 de diciembre de 2018 como consecuencia de varios factores, entre los que destacan el impacto de la entrada en vigor de la NIIF 16 anteriormente mencionada, que ha supuesto registrar un incremento de 186 millones de euros en la deuda neta a 31 de diciembre de 2018; las inversiones realizadas para el desarrollo de nuevos parques de generación renovable, y el pago del dividendo a cuenta con cargo a los resultados de 2018, por importe de 741 millones de euros, efectuado el pasado 2 de enero.

El ratio de deuda neta sobre EBITDA es de tan solo 1,8 veces, lo que da un amplio margen a la compañía para afrontar el fuerte proceso de inversión en energías renovables y digitalización que ha decidido llevar a cabo para cumplir los objetivos de la transición energética.

Asimismo, las inversiones brutas se han situado en 956 millones de euros, con un crecimiento del 72,6%, debido principalmente, como antes se ha señalado, al esfuerzo que está realizando la compañía en materia de transformación digital y para el desarrollo de nueva potencia eólica y fotovoltaica.

Etiquetas
Comentarios