Economía

economía

UAGA niega que hubiera un acuerdo ya cerrado para firmar el convenio del campo

La organización agraria insiste en que no se levantó de la mesa de negociación, sino que mostró su desacuerdo con la propuesta presentada por UGT y CC. OO.

Campo de cereal en la Hoya de Huesca, entre Albero Alto y Novales.
Campo de cereal en la Hoya de Huesca, entre Albero Alto y Novales.
Rafael Gobantes

"Ni nos fuimos de la mesa de negociación ni había un acuerdo cerrado, negociado y consensuado para cerrar el convenio del campo de Huesca". Con esta contundencia respondió este jueves el responsable de Relaciones Laborales de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA), Vicente López, a los máximos responsables de UGT-FICA y CC. OO. Industria en Aragón, José Juan Arcéiz y Ana Sánchez, respectivamente, que el pasado miércoles acusaron a la organización agraria de romper las negociaciones del convenio en dicha provincia cuando todo ya estaba acordado y el único trámite que faltaba era estampar las firmas.

López insistió en que el acuerdo del que hablaron los sindicatos no es tal, que lo que había sobre la mesa era una propuesta que les habían remitido las centrales y con la que no estaban de acuerdo porque en ella era evidente "que UGT y CC. OO. no conocen la realidad del sector agrario".

Como Arcéiz y Sánchez, el representante de UAGA reconoció que uno de los escollos de la negociación es el cálculo para aplicar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI). "Quiza porque lo hizo deprisa y corriendo, el decreto aprobado por el Gobierno sobre el SMI es muy ambiguo y da lugar a distintas interpretaciones", explicó López, que detalló que tanto el abogado de la organización como otros dos profesionales externos estudiaron la norma y comprobaron que tal como la entendían "ya estábamos pagando ese salario mínimo a los trabajadores temporales". Y lo explicó con cifras. "Si la ley fija que el salario mínimo a percibir por un trabajador son 1.050 euros al mes (pagas incluidas) solo hay que sacar cuentas, esto es, multiplica los 6,73 euros/hora que recibe un trabajador del campo en Huesca, multiplícalo por 8 horas al día y por 22 días laborables. El resultado es 1.184 euros, o sea que está cobrando por encima del SMI", explicó Vicente.

"Inasumible"

Frente a esta cifra, los sindicatos UGT y CC. OO. consideran que el precio de la hora trabajada tendría que elevarse hasta los 7,15 euros, un cálculo que resulta de dividir los 12.600 euros anuales que establece el salario mínimo por la jornada laboral establecida en convenio (1.760 horas en el caso de Huesca).

"Esa será su interpretación", señaló López al referirse a la exigencia de CC. OO. y UGT, una cifra que desde UAGA aseguran que es "inasumible" para un sector, "el eslabón más débil de la cadena", que no puede repercutir directamente esa subida de los costes de producción en el precio de la fruta, "como sí hacen otros sectores".

UAGA lamentó el "escaso conocimiento" que los sindicatos de clase tienen de la realidad del sector agrario. Un desconocimiento que, según el representante de Relaciones Laborales de la organización agraria, ha quedado patente en sus propuestas. "Por si no lo saben en el campo se paga y se cotiza por jornada así que no tiene sentido que nos pidan que detallemos los pagos por horas", destacó. Pero también en sus acusaciones, porque para López es muy lamentable que pidan que retiren las ayudas de la PAC a aquellos agricultores que no cumplan la ley "cuando la fruta no recibe ni un solo euro de la ayudas directas de Bruselas", recordó.

A pesar de todo, UAGA mostró su disposición a continuar con las negociaciones (en las que también participa Asaja) porque "la organización agraria es la primera interesada en cerrar un acuerdo sobre los convenios del campo en las tres provincias aragonesas".

Etiquetas
Comentarios