Economía

ECONOMÍA

Exponer en Impact Hub Zaragoza tiene premio

El espacio ha comercializado 16 obras de artistas emergentes por un total de más de 3.000 euros en sus primeros seis meses de actividad. 

La palabra es la protagonista de la muestra en distintos formatos o soportes.
La palabra es la protagonista de la muestra en distintos formatos o soportes.
HA

El arte aragonés se mantiene como una de las apuestas más destacadas de Impact Hub, la aceleradora de 'start up' de Zaragoza. Fuera de la vertiente creadora, el centro tiene la vocación de monetizar las obras, de ofrecerse como un escaparate para que piezas nacidas en la comunidad despeguen a lugares de todo el mundo. En estos primeros seis meses de andadura, el 'hub' ha comercializado un total de 16 obras con las que se han obtenido unos beneficios que superan los 3.000 euros.

El espacio expone este mes de julio las creaciones del artista zaragozano Alberto Martínez de la mano de la 'spin off' del 'hub' Hurler & Vaulter, una suerte de galería digital que focaliza su labor en la venta de obras con el empleo de tecnología 'blockchain'. "Es la primera muestra totalmente 'blockchainizada' del mundo", presume el anfitrión del centro, Félix A. Tena.

La exposición, inaugurada tanto en su formato digital como físico el pasado jueves, se centra en la palabra trabajada sobre distintos materiales, tamaños o soportes, como piedra, cemento, metal o resinas de poliéster. Martínez, calígrafo conocido como 'Letroset', trata de dotar de protagonismo a la parte física de los vocablos, a los que confiere una vertiente mística en su configuración.

De la mano del 'blockchain'

La 'start up' Hurler & Vaulter nace con la vocación de respaldar a los artistas emergentes al ponerlos en contacto con nuevos compradores para generar sinergias. Por un lado, hace visibles las obras a nivel mundial a través de su galería digital; por otro, certifica su propiedad de una forma inalterable a través de 'blockchain'.

"La obra, cuanta más presencia tiene en las salas de exposiciones, más valor adquiere. Todo eso queda también registrado para siempre a través de ‘blockchain'", añade Tena. Por parte de Hurler & Vaulter, Ulises Gómez, integrante del equipo fundador de la empresa, destaca la "democratización del arte" que facilita la 'start up': "Desde una vocación internacional, queremos permitir a cualquier creador vender sus obras de forma segura".

Etiquetas
Comentarios