Economía

Alimentación

España bate récord de consumo de cerveza

El país superó el año pasado los 40 millones de hectolitros, una cifra fomentada por el incremento de su presencia en bares o restaurantes. 

El consumo de cerveza no entiende de géneros.
El consumo de cerveza no entiende de géneros.
Heraldo

Es la bebida más transversal de España: no registra diferencias por género ni clase social. El consumo de cerveza marcó récord el año pasado al superar por vez primera los cuarenta millones de hectolitros, una cifra auspiciada por su elección en bares o restaurantes, donde llegó por fin a números similares a los que se alcanzaron antes de la crisis.

Fuera del hogar fue precisamente donde se incrementó más su ingesta: el 88,5% de los hombres la eligió alguna vez, mientras que el porcentaje de mujeres alcanzó el 86,6%. Dos terceras partes del total de esta bebida se vendieron en el sector hostelero; a nivel doméstico, la cifra se quedó en el 33%. Esta última circunstancia se vio favorecida por el aumento del turismo o la estabilidad económica, de acuerdo con la patronal Cerveceros de España, responsable del 'Informe Socioeconómico de la Cerveza de 2018'.

Loading...

La zona donde más cerveza se comercializó fue la sur, que comprende la suma de Andalucía con Badajoz, con 8,37 millones de hectolitros, un 23% del total nacional. Le siguió el centro de la Península -incluido Teruel-, con 7,8 millones de hectolitros; o el noreste e Islas Baleares -en la que se encuentran las provincias de Zaragoza o Huesca-, área que experimentó el crecimiento más significativo, de casi el 4%, hasta los 7,4 millones de hectolitros.

Loading...

La que más impuestos recauda

La cerveza se encuentra en la cima de las bebidas frías en España, un país donde su consumo, de 51,8 litros per cápita, es moderado, social o ligado a la comida. Es además la que más impuestos recauda -más de 3.600 millones de euros al año-, pero también como la que más puestos de trabajo genera -344.000 empleos-. No es de extrañar, por tanto, que represente el 1,3% del PIB nacional; o que el país sea el tercer productor a nivel europeo, solo por detrás de Alemania o Reino Unido.

Esta bebida, que puede suponer casi la mitad de la facturación total de muchos pequeños bares españoles, impulsó el empleo en hostelería el año pasado un 4%, porcentaje significativamente superior al de otros sectores. Más de una cuarta parte de su producción se comercializó en barril y un 32% en lata; pero el botellín se mantiene como el preferido: cuatro de cada diez se vendieron en este formato.

Por otro lado, el informe destaca el compromiso con la sostenibilidad de las cerveceras españolas: el 92% de la energía empleada procedió de fuentes renovables. También incide en la subida de las exportaciones, que volvieron a crecer casi un 3% con Portugal, China o Reino Unido como principales destinos. La 'sin alcohol', por su parte, representa en la actualidad un 13% del consumo per cápita en España.

Etiquetas
Comentarios