Despliega el menú
Economía

Agricultura

Agroseguro eleva a 60.379 las hectáreas afectadas por sequía en Aragón

Hasta ahora se han recibido declaraciones de siniestro por 35.738 hectáreas de cereales, una superficie que se espera que se duplique y que además podría aumentar por la “ola de calor de considerable intensidad y duración”.

Cultivo de cereal afectado por la sequía.
Cultivo de cereal afectado por la sequía.
Asaja

La combinación de altas temperaturas y falta de lluvias está provocando un elevado índice de siniestros en el campo durante esta campaña. Lo dice Agroseguro y lo corroboran las perdidas registradas ya en los cultivos de cereal en toda España, especialmente en Castilla y León y Castilla-La Mancha, las dos comunidades más afectadas.

En Aragón, las declaraciones de siniestro por sequía alcanzan actualmente las 35.738 hectáreas, una cifra que casi se duplicará, según las estimaciones de Agroseguro, hasta alcanzar las 60.379 hectáreas, lo que supone el 33,21% de la superficie total asegurada y que suma los 181.810 hectáreas. Pero, la situación podría incluso complicarse todavía más, porque como destaca la agrupación española de entidades aseguradoras de los seguros agrarios combinados, el campo también está soportando los nocivos efectos de esta primera ola de calor del verano, que ha elevado las temperaturas en la Comunidad hasta más allá de los 40 grados, acompañadas por unos vientos saharianos abrasadores. Un tiempo que podría afectar a las producciones más tardías, como reconoce la entidad, que recuerda además la situación de sequía meteorológica en la que se encuentra España, según la Agencia Estatal de Meteorología.

“En estos días y hasta mediados de julio, las declaraciones de siniestro alcanzan su mayor ritmo, ya que se ha generalizado la tasación en prácticamente todas las zonas”, explican desde Agroseguro, que detalla que se han desplegado por los campos españoles más de 340 peritos, repartidos entre las comunidades más afectadas.

La aragonesa no es la región que soporta la peor situación, quizás porque las copiosas lluvias del pasado mes de abril dieron un respiro al cereal de la Comunidad, especialmente en la provincia de Teruel, donde la situación comenzaba a despertar todas las alarmas. Son los agricultores de Castilla y León y Castilla-La Mancha los que están soportando los peores efecto de las ausencia de precipitaciones. Para estas regiones, Agroseguro estima daños en 585.018 hectáreas y 182.455 hectáreas respectivamente, lo que explica, señala la agrupación, la presencia de 170 y 100 tasadores, respectivamente, en los campos de las distintas provincias castellanas.

Para el conjunto del país, Agroseguro ha recibido ya partes de siniestro por sequía que superan las 643.000 hectáreas de cereales, de las que se ha tasado hasta el momento el 39%. Las previsiones de la entidad para el total del campo español elevan a casi un millón las hectáreas afectadas, cuando a comienzos de año estas estimaciones rondaban las 700.000 hectáreas. Por eso, “y con el objetivo de dar el mejor servicio y agilizar al máximo los pagos”, Agroseguro recuerda la importancia de que los agricultores remitan los partes de siniestro con la mayor celeridad posible.

Hay que señalar que desde el sector se insiste en que la superficie dañada por las adversidades del clima será con seguridad muy superior a la que reflejan los daños tasados por las aseguradoras, ya que, al menos en Aragón, la superficie con cobertura es muy inferior a la que ocupan cultivos con tanta presencia en la Comunidad como los cereales.

Habrá reunión de la Mesa de la Sequía

La situación es tan complicada que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha tomado en consideración las retiradas peticiones de las organizaciones agrarias y ha dado instrucciones para convocar la mesa de seguimiento de la sequía “para evaluar la situación y poder dar una respuesta oportuna y proporcionada”, ha destacado el ministro, que, si bien ha reconocido que España se encuentra en una situación de sequía agronómica, también ha reiterado que “las dotaciones de riego se han mantenido idénticas".

Además Planas recuerda que ya se han tomado medidas como la petición a la Unión Europea de que el primer pago de las ayudas de la Política Agraria Común previsto para octubre se eleve hasta el 70% del total, con el objetivo de incrementar la renta disponible de los agricultores. Y a todo ello, señala el ministro, hay que sumar que también se solicitará a Bruselas que el adelanto de los pagos del segundo pilar (aquello que se incluyen en el programa de Desarrollo Rural) pueda elevar su cuantía hasta el 85%.

Etiquetas
Comentarios