Despliega el menú
Economía

automoción

La planta de Opel PSA dice adiós al Mokka después de haber producido 315.621

Llegó en un año de baja producción, 2014 y se va en máximos de la fábrica de Figueruelas, a la que romará el relevo con el sustituto, la fábrica de Poissy

Imagen de archivo de cuando el Rey Felipe VI visitó el 12 de septiembre de 2014 la planta de Opel, al inicio del lanzamiento del Mokka
Imagen de archivo de cuando el Rey Felipe VI visitó el 12 de septiembre de 2014 la planta de Opel, al inicio del lanzamiento del Mokka
José Miguel Marco

Nada es para siempre y menos los modelos de coches que se asignan a las fábricas. El Mokka, un modelo de GM, que llegó en septiembre de 2014, un año de baja producción, a la planta de Opel en Figueruelas, hoy propiedad de PSA, se despide ahora –este viernes será el último día en que se fabrique– en unas circunstancias totalmente distintas, cuando las dos líneas van a tope y se están haciendo 2.200 coches diarios, incluidos 180 del Mokka.

Figueruelas despide esta última semana de junio el Mokka y aunque no es ninguna sorpresa, ya que siempre se dijo que era un coche de transición traído desde Corea para mejorar la capacidad productiva de la planta y que su sustituto no se produciría aquí, decirle adiós implica poner punto y final a uno de los modelos de más valor añadido que ha producido la factoría zaragozana. La previsión es que a final de semana hayan salido de Figueruelas un total de 315.621 Mokkas, que se han vendido fundamentalmente a Alemania, Italia, España, Francia, Bélgica y Turquía.

Con el Mokka se despedirán cinco años de esfuerzo y trabajo del equipo de Opel en Figueruelas, sobre todo al principio, para acoplar toda la maquinaria logística a un coche cuyas piezas venían íntegramente de Corea. Sería a posteriori y poco a poco cuando muchas, sobre todo las más grandes, se fueron localizando en proveedores aragoneses, que sentirán también la pérdida de este modelo. Al llegar hace cinco años compartía la línea 1 con el Meriva y, en la actualidad, lo hace con el Crossland X y el C3 Aircross, cuya producción a diario suma alrededor de mil coches.

La demanda de estos dos modelos que arrancaron en 2017 (uno en abril y otro en agosto) y el lanzamiento del nuevo Corsa, en octubre de este año, suponen la garantía de que la producción va a seguir en máximos en la fábrica de Figueruelas y se prevé que el año que viene, cuando comience a producirse también el Corsa eléctrico, se vuelva a las cifras récord de producción de antes de la crisis, los 485.857 coches de 2007.

Pese a que el Mokka deja un horizonte mucho mejor que a su llegada, este SUV que vino de Corea ha supuesto un antes y un después para la planta. Debido a su éxito comercial en toda Europa, comenzó a producirse en la factoría zaragozana por aquello de «fabricar allí donde se vende» y para dar respuesta a la sobrecapacidad que sufrían las plantas de Opel en Europa en aquel momento. Se lanzó en tiempo récord y con éxito, cuando el Mokka era una necesidad para mejorar la capacidad productiva de Opel en Figueruelas. Se logró en menos de un año, desde al anuncio (julio 2013) hasta agosto 2014, poner en marcha toda la operativa y fue un buen lanzamiento cuyo colofón puso la visita del Rey Felipe VI el 12 de septiembre de 2014.

El Mokka representó que por primera vez el equipo logístico de la planta zaragozana tuviera que entenderse no con Alemania sino con el centro de Desarrollo de Corea. El apoyo del proveedor Gefco fue clave para superar con éxito una operación que requirió un año previo de organización de la cadena de suministro y planificación de las rutas y estrategias ‘in-bound’ para traer desde Corea las piezas para ensamblar el modelo. Diseñaron una compleja cadena donde cada eslabón jugó un papel fundamental en el suministro continuo de subcomponentes a planta.

Y no solo fue eso: las adjudicaciones del Mokka y la quinta generación del Corsa –se inició la producción en noviembre de 2014– significaron que más de 1.000 personas que en 2013 estaban sin trabajar, total o parcialmente, volvieran a sus puestos y que no hubiera que aplicar más EREs. También fue un balón de oxígeno para la industria auxiliar tras los duros años de la crisis.

El Mokka deja Figueruelas este viernes. Su sustituto llegará en 2020 pero lo fabricará la planta de PSAen Poissy (Francia). Entre tanto, estará disponible en los concesionarios hasta final de año.

Etiquetas
Comentarios