Economía

economía

Codeoscopic avanza en la digitalización del sector asegurador

Factura 1,5 millones de euros en 2018 y roza el 30% de cuota nacional con su comparador de seguros para profesionales.

Óscar Herrero, Ángel Blesa, Sergio Delgado y Sofía Sánchez, en Zaragoza.
Óscar Herrero, Ángel Blesa, Sergio Delgado y Sofía Sánchez, en Zaragoza.
José Miguel Marco

La tecnología está transformando sectores tradicionales como la banca o el transporte, y también lleva unos años haciéndolo en el sector asegurador, en el que han entrado empresas que modernizan la relación entre compañías, mediadores y clientes. Entre las denominadas ‘insurtech’ se encuentra Codeoscopic, con sede en Madrid, pero con aragoneses entre sus fundadores, que cumple diez años desarrollando software que permite a los profesionales del sector comparar ‘online’ precios entre compañías.

"Parte del equipo tenía relación con el sector seguros y otros con la tecnología", explica sobre sus orígenes Ángel Blesa, ingeniero informático zaragozano y uno de los fundadores. El proyecto comenzó en 2009, cuando se pensó en hacer "un multitarificador para corredores de seguros". Ya existían los comparadores para particulares y detectaron que los profesionales necesitaban «más herramientas que les permitieran ser más eficientes».

1.200 mediadores en España

El diseño de su plataforma comenzó en 2011 y en 2012 dieron un paso decisivo al firmar un acuerdo con el Consejo General de Mediadores de Seguros, órgano que agrupa a los profesionales del sector, y que les ha permitido llegar con su sistema Avant 2 a 1.200 corredores en España, de los alrededor de 4.500 que hay en total. Cree que aún pueden crecer hasta los 2.000 o 2.500. "Crecemos en 300 nuevos corredores cada año", apunta. Esto supone que «unas 40.000 pólizas se emiten en nuestra plataforma cada mes», añade. Por todo ello, su cuota de mercado ronda el 30%.

Su plantilla está formada por 40 profesionales, todos trabajando en remoto desde ciudades como Zaragoza, Teruel, Madrid, Barcelona o Sevilla. Principalmente son programadores informáticos, equipo comercial y de atención al cliente.

El pasado año la compañía facturó 1,5 millones de euros y este ejercicio esperan crecer hasta alcanzar los 2,5 millones de euros. Su próximo reto es salir al mercado europeo en 2020.

Etiquetas
Comentarios