Despliega el menú
Economía

La evolución a unos galardones de nuevo signo

Los premios que impulsan Ibercaja y HERALDO dan un salto cualitativo para adaptarse mejor al espíritu innovador aragonés. Nuevas categorías y el mismo reconocimiento.

Representantes de Ibercaja y HERALDO, durante el evento.
Representantes de Ibercaja y HERALDO, durante el evento.
Raquel Labodía

Unos premios que reconocen la innovación debían renovarse para predicar con el ejemplo. Es decir, innovar. Buscar nuevas formas de distinguir a quienes están haciendo las cosas bien en el mundo empresarial aragonés. Encajar mejor en los parámetros que uno de los impulsores del galardón, Ibercaja, está ayudando a fortalecer en la comunidad autónoma, el de ese ecosistema que ayuda a mejorar a todos los que participan en él. Por ello, después de cuatro ediciones del premio ‘Aragón, Empresa y Futuro, este jueves iniciaron su andadura los nuevos galardones ‘Aragón, ecosistema de empresas y futuro’, organizados –como los anteriores– entre la entidad financiera y HERALDO.

Nacho Torre, director de Marketing y Estrategia Digital de Ibercaja, abrió el turno de intervenciones del evento recalcando la importancia de que cada vez sean más las empresas –de cualquier tamaño y sector– que participen en el citado ecosistema. Que presenten propuestas para evolucionar sabiendo que venga el futuro que venga, innovando y apostando por colaborar las cosas irán bien.

Ponencia de motivación

Tras esa intervención a modo de bienvenida, entró en escena la consultora de empresas Miriam Moreno Bellido, Miriaminchange, que habló de la reinvención de las organizaciones y su necesaria apuesta por la innovación, la cultura, las personas y el talento. Con algún toque de humor y referencias a nombres propios como Jack Lemon, Google o Spotify, destacó cómo se va pasando en las empresas de una estructura jerárquica a una más en red, de una cultura de un mando de control muy definido a la cultura de la confianza y del liderazgo personalizado a uno más distribuido.

Concluida la charla, tuvo lugar la entrega de premios, celebrada especialmente por los ganadores pero también de algún modo por los finalistas y, también, por los representantes de empresas y otras organizaciones activas en un ecosistema obligado a ser más innovador para competir hoy en un mundo tan global como digitalizado.

Entre los premiados, David Botaya, de Aves Nobles y Derivados, que ha cambiado su marca de Casa Matachín a Aldelís, fue muy felicitado. La evolución de la compañía que fundó su padre, reconocida por el jurado de los galardones, ayuda a poner en valor las cosas buenas que se hacen en Aragón, como se reconoció después en los corrillos que siguieron al acto. Grupo Hierros Alfonso y el Consorcio del Aeropuerto de Teruel, finalistas que bien pudieron hacerse con el máximo reconocimiento, estaban también muy bien representados por su primeros ejecutivos, Fernando Moraga y Alejandro Ibrahim respectivamente.

Con una gran sonrisa recogió su premio Ana Martínez, primera ejecutiva de la empresa aragonesa de ascensores Magaiz, a quien se reconoció su carácter inquieto e innovador, una actitud que sigue en el día a día y que no hubiese dado réditos sin el equipo que tiene detrás, como ella reconoció.

Otras empresas galardonadas estuvieron muy ampliamente representadas. Tal fue el caso de Deusens –cuya colaboración con el grupo HMY fue reconocida–, con Álvaro Monzón a la cabeza, o de Implaser, encabezados por Clemente Huerta, sin olvidar a Belerofontech. Representantes de finalistas como Innovart-Academia de Inventores (apoyada por Edelvives) o Atria (que trabaja con BSH Electrodomésticos) siguieron atentos el evento y no se fueron con las manos vacías, ya que la actividad que realizan fue puesta como ejemplo.

Como buena fiesta empresarial que se precie, la nueva andadura del galardón impulsado por Ibercaja y HERALDO contó con la presencia de hombres y mujeres que trabajan en compañías aragonesas o con presencia en la región en muy diversos sectores o en organizaciones que favorecen la mejora del ecosistema. Ganadores de ediciones anteriores como Grupo Sifu (representado por Jesús Arnal, su director general), de firmas bien arraigadas como Endesa (con Ignacio Montaner, su primer ejecutivo en Aragón) y de otras tan implicadas en la economía local o incluso internacional, como Arpa Equipos Móviles de Campaña, con Clara Arpa a la cabeza, disfrutaron de la velada y tuvieron ocasión después de departir con otros asistentes. De la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Aragón destacaban su presidente, Pedro Lozano, y Rita Monreal, de Verker RRHH, y de la Cámara de Comercio de Zaragoza, ‘currantes’ como Ramón Añaños o Narciso Samaniego, que tanto han ayudado a dinamizar la organización.

Por parte de los anfitriones, de Ibercaja estaban, además de Nacho Torre y José Luis Rodrigo (director de la Fundación Ibercaja), Enrique Barbero, Genoveva Crespo, Carmen Pérez, Jesús Ros y Pedro Ibarra, además de los que están bregando día a día en el programa ‘Ecosistema +empresa’, Toño Ruiz y Luz López.

Por parte de HERALDO y HENNEO, Paloma de Yarza López-Madrazo (consejera), Mikel Iturbe (director del diario), José Andrés Nalda (director de Medios) y Sergio Muñoz, director comercial de Medios Regionales, entre otros.

Etiquetas
Comentarios