Economía

consumo

DIA cierra nueve tiendas en Aragón esta semana

La medida afecta a 49 empleados. Este martes ha bajado la persiana una en Huesca y otra en Fraga, tras hacerlo el lunes la de Arzobispo Domenech en Zaragoza y la de Pinseque. 

Establecimiento de la cadena de supermercados DIA abierto en Zaragoza.
Establecimiento de la cadena de supermercados DIA abierto en Zaragoza.
Heraldo.es

La cadena de supermercados día cierra esta semana los nueve centros en Aragón incluidos en su plan de ajuste, anunciado la semana pasada, que supone bajar la persiana de 219 establecimientos en todo el país tras no encontrar comprador. La medida afecta a 49 empleados en Aragón.

Zaragoza capital pierde cinco supermercados DIA. El resto de cierres se reparten entre Huesca, Calatayud, Pinseque y Fraga. El pasado 31 de mayo la dirección comunicó a los representantes de los trabajadores el desglose de los establecimientos que preveía cerrar.

El lunes, 10 de junio, cerraron las tiendas de Arzobispo Domenech, 16 en Zaragoza y la de Pinseque. Este martes se ha clausurado la de Huesca capital situada en la calle Juan XXIII y la de Fraga, en Avenida de Madrid. El miércoles, día 12, les llegará el turno a la de la calle Sevilla en Zaragoza y el jueves a la de la calle Mayor. El jueves cierra la de Calatayud, en Sixto Celorrio y el viernes, día 14, lo harán otras dos en Zaragoza, en calle Francisco de Borja y Valdes Guzmán. cerrará

ERE para 1.604 empleados en España

Desde el sindicato CC. OO. se pidió la semana pasada ante a la Audiencia Nacional la nulidad del expediente de regulación de empleo (ERE ) propuesto por la cadena, que afecta hasta a 1.604 trabajadores y conlleva el cierre de 219 tiendas, la compañía sigue adelante con su plan de reestructuración después de cerrar el último año con unos números rojos de 352 millones de euros y en mitad de una serie de conflictos dentro de la cúpula directiva para determinar quién se hacía con el control de la sociedad.

El motivo de la clausura ha sido la falta de resultados concretos en las conversaciones abiertas hace meses para buscar compradores, en paralelo a la transformación que se pretende hacer de los establecimientos que sí permanecerán -más de 3.200 incluidos los franquiciados, con mayor presencia de productos frescos y marca propia- y la enajenación de otros activos -se estima sacar unos 100 millones por la venta de las perfumerías Clarel y los supermercados mayoristas Max Descuento-.

El grueso de las clausuras de locales, que prevén realizarse este mismo mes, se efectuarán en Cataluña (38), Comunidad Valenciana (31), Galicia (24), Asturias (22), Castilla y León (21), Madrid (20), Castilla-La Mancha (16) y Andalucía (15). No obstante, el grupo aún seguirá trabajando para vender una treintena aparte a otras firmas del sector como El Corte Inglés, Carrefour y Lidl que, en un primer momento, ya mostraron su interés por hacerse con parte de las tiendas pero no llegaron a presentar una propuesta económica formal.

La semana pasada se celebró  ante la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional el juicio sobre su ERE para 2.064 empleados -al final quedaron en 1.604, casi un 5% de su plantilla, aunque si se descuentan las recolocaciones en otros centros serían 1.248- tras sus pésimos resultados sufridos en 2018 -352 millones de euros en pérdidas- y la amenaza de quiebra. Este último riesgo, no obstante, parece haber quedado despejado tras alcanzar un acuerdo con la banca acreedora para retrasar el pago de la deuda hasta 2023  y una próxima ampliación de capital por 500 millones de euros.

 

Etiquetas
Comentarios