Economía

eficiencia energética

Aragón tiene 3 de los 5 edificios con la certificación 'Passivhaus' en España y el primero de VPO

Los ha construido la empresa Lobe. El último edificio se inaguraba esta semana. Es un bloque de viviendas de protección oficial ubicado en Arcosur mientras que los otros dos son Residencial Scenia 2ª fase, entre Montecanal y Valdespartera, y Residencial Basa de la Mora, en Miralbueno.

Los participantes en el proyecto ante el primer edificio de VPO que consigue la certificación Passivhaus en Aragón, concretamente en Arcorsur.
Los participantes en el proyecto ante el primer edificio de VPO que consigue la certificación Passivhaus en Aragón, concretamente en Arcorsur.
A. A.

Aragón tiene 3 de los 5 edificios que tiene España con la exigente certificación alemana Passivhaus. Los ha construido Lobe y el último, que acaban de inaugurar, es el primero edificio de VPO que se construye con estos altos requisitos en eficiencia energética. Se trata de Residencial Lagos del Sur, un proyecto de 66 viviendas, que está en Arcosur.

La promoción ha sido financiada en su totalidad por Ibercaja, entidad comprometida con la sostenibilidad, siendo el primer préstamo de estas características para desarrollar viviendas de protección oficial bajo la certificación energética más exigente a nivel mundial, indican desde el grupo Lobe. "La Directiva de Eficiencia Energética de Edificios (2010/31/EC) va a obligar a todos los países europeos a la implantación en 2020 de los llamados edificios de consumo de energía casi nulo". Sin embargo, son muy pocos, añaden desde esta empresa los que existen en España, lo que va a convertir esta eficiencia energética en uno de los grandes retos del sector de la construcción para los próximos años.

Clara Lorente, responsable de Sostenibilidad y Eficiencia Energética, del grupo LOBE, ha destacado que la cuarta fase de Lagos del Sur representa un edificio con fuertes condicionantes formales lo que "ha influido en el diseño energético y en la elección de las soluciones técnicas adecuadas para conseguir la alta calidad que requiere una certificación Passivhaus". Asimismo, ha destacado que se ha hecho "un trabajo de cálculo muy detallado apoyado en herramientas B.I.M. de cuantificación y pre-construcción virtual del edificio que ha permitido optimizar las soluciones constructivas hasta conseguir un producto inmobiliario rentable y más sostenible, que pone el foco en el usuario final”. 

El edificio se ha diseñado, construido y certificado aplicando los exigentes principios de este estándar que consiste en emplear altos niveles de aislamiento, carpinterías y ventanas de altas prestaciones, un tratamiento de los puentes térmicos, disminución de las infiltraciones de aire y una ventilación mecánica con recuperación de calor.

Etiquetas
Comentarios