Economía

Presentación del nuevo corsa en alemania

El Corsa-e saldrá a la venta a 29.900 euros y liderará la nueva apuesta de movilidad de Opel

La marca del rayo presenta en Rüsselsheim (Alemania) la versión enchufable del nuevo utilitario, que se ensamblara en serie en Zaragoza desde octubre.

Antonio Cobo, el ex director general de Opel Figueruelas, posa con el nuevo Corsa en su presentación en Alemania.

Opel eligió el corazón de la compañía, su fábrica de Rüsselsheim (Alemania), para presentar el modelo que mejor refuerza su imagen de futuro. Su futuro eléctrico. En una antigua nave de las instalaciones donde los hermanos Opel empezaron a ensamblar automóviles se presentó a la prensa internacional, por primera vez, la nueva generación del Corsa, el vehículo más emblemático de los que se producen en la planta de Figueruelas. Un coche que tendrá su versión eléctrica desde 2020.

Michael Lohscheller, presidente y consejero delegado de Opel, exhibió el nuevo modelo, desarrollado en esta sede central de la marca, y anunció que el Corsa-e, el primer Opel 100% eléctrico, saldrá al precio de 29.900 euros. Fuentes de la compañía precisaron que en otros mercados, incluido el español, el precio será similar, sobre los 30.000 euros.

‘Opel goes electric’. El nombre de la jornada ya apuntaba el mensaje que la compañía quería transmitir este martes. La apuesta de futuro pasa por el vehículo a baterías. Al menos a medio plazo, ya que a corto seguirá mandando el de combustión interna. Con este objetivo, la elección del Corsa para liderar este nuevo camino no es casual. El modelo emblemático de la planta de Figueruelas, que inició su andadura en 1982 fabricando este coche, es un superventas europeo respetado a través de sus cinco generaciones, la última aún en la cadena de la factoría zaragozana.

“Este es solo el comienzo de una estrategia de expansión de las motorizaciones en el marco del plan estratégico ‘PACE!’”, se dijo en Rüsselsheim, en referencia al plan puesto en marcha por PSA para que su filial alemana volviera a los beneficios después de cerca de dos décadas, objetivo conseguido en 2018.

“Además de para el Corsa-e, también hay abiertos pedidos para el Grandland X híbrido enchufable”, anunciaron, si bien hay otros dos modelos de Opel en el inmediato futuro que también irán a baterías. El sucesor del Mokka X (SUV que en breve dejará de ensamblarse en Zaragoza pero que se hará bajo otra denominación en una planta francesa) estará disponible con impulsión eléctrica desde el comienzo de la producción y la marca también electrificará el segmento de los VCL con el Vivaro.

En 2024, Opel ofrecerá una versión eléctrica de todos los modelos, meta que será posible gracias a las plataformas multienergía compartidas diseñadas ya con PSA, que permitirán ofrecer varios sistemas de propulsión en una plataforma común.

En cuanto a los datos técnicos del Corsa eléctrico, aquí se destacaron los publicados por la compañía el 23 de mayo tras la filtración de las fotografías del modelo. Junto a la autonomía de hasta 330 kilómetros, llama la atención la carga rápida de la batería, de hasta el 80% de su capacidad, en 30 minutos; su potencia, de 136 CV (100 KW); que el coche estará preparado para todas las opciones de carga (cable, punto de carga de pared o carga de alta velocidad) y que la batería está cubierta por una garantía de ocho años.

Mark Adams, vicepresidente de Diseño de Opel, explicó que este Corsa es un 10% más ligero que la generación anterior, lo que reduce el consumo de combustible y “aumenta el factor de diversión”. La longitud del vehículo es de 4,06 metros, la línea del techo es tipo cupé, 48 mm más baja que la de sus predecesores y el conductor se sienta 28 mm más bajo, precisó Adams. Para este diseñador británico Michael Lohscheller pidió un aplauso por el trabajo realizado con el coche. Otros directivos comentaron luego que determinante ha sido, como siempre, la dedicación de profesionales de la planta de Figueruelas para sacarlo con calidad y buenas prestaciones.

Etiquetas
Comentarios