Economía

Tercer Milenio

tecnología

El centro Aitiip desarrolla la impresora 3D multi-material más grande y precisa del mundo

Afianza su apuesta por la bioeconomía y la digitalización de la producción tras facturar 10 millones de euros en 2018.

Profesionales de Aitiip explican el proyecto Kraken en las instalaciones del centro en Empresarium.
Profesionales de Aitiip explican el proyecto Kraken en las instalaciones del centro en Empresarium.
Aitiip

Aitiip Centro Tecnológico, con sede en el polígono Empresarium de Zaragoza, ha liderado un proyecto europeo para desarrollar la impresora 3D multi-material más grande y precisa del mundo, capaz de trabajar sobre materiales metálicos y no metálicos y producir piezas de más de 20 metros de largo, con una excelente calidad y resultado. Lo ha hecho en el marco de la iniciativa Kraken, evolución de una anterior denominada Megarob que se ha puesto en marcha en los últimos tres años y se presentará en septiembre próximo, aunque sus aplicaciones han sido ya testadas por varias empresas. El gigante aeronáutico Airbus, por ejemplo, ha probado piezas fabricadas mediante esta tecnología, en concreto un molde para materiales compuestos, y los resultados han sido favorables.

Con el concurso de 15 socios de 8 países distintos, entre ellos grandes compañías como Fiat, Pininfarina y Acciona o pymes como la aragonesa Arasol, el proyecto Kraken ha contado con un presupuesto de 5,9 millones de euros del programa europeo Horizonte 2020, dentro del ámbito de las factorías del futuro, y ha sido coordinado por José Antonio Dieste, que dirige la unidad de Mecatrónica y Procesos Avanzados en Aitiip.

Con el primer demostrador instalado en Empresarium, Aitiip abre ahora la posibilidad de fabricar nuevas réplicas en un proceso de comercialización con máquinas construidas ad hoc para las compañías que quieran contar con ellas, introduciendo sus peculiaridades, según explicó a este diario Berta Gonzalvo, directora de Investigación del centro tecnológico aragonés.

Gonzalvo y el director gerente de Aitiip, Víctor Rivera, están muy satisfechos con la evolución de este centro, que en 2018 alcanzó por primera vez la facturación de 10 millones de euros (con un incremento del 6% respecto al dato registrado en 2017) y es un referente en la puesta en marcha de proyectos europeos Horizonte 2020, donde los retornos ascienden a 6,3 millones de euros.

Actualmente, según precisó la directora de Investigación, el centro está especialmente involucrado en proyectos relacionados con la bioeconomía (vinculados a la reducción de emisiones o a la sostenibilidad de la agricultura, entre otras cosas) y a la digitalización de las fábricas del futuro, es decir, la industria 4.0. En este 2019, en concreto, destaca la presentación del resultado de tres proyectos y el lanzamiento de otros dos más.

Bioplásticos y el coche eléctrico

Aitiip presentó el pasado miércoles en Zaragoza los resultados del proyecto Multibiosol, bajo cuyo paraguas se desarrollaron bioplásticos biodegradables para uso agrícola, "que presentan la ventaja de evitar su retirada del campo (con los costes asociados que ello implica) y además mejora la calidad de la tierra gracias a ciertos oligoelementos que le han añadido", según informaron fuentes del centro tecnológico. Esta iniciativa, que se enmarca dentro del programa LIFE de la Unión Europea, incluyó ensayos en tres países, España, Francia y Bélgica (con Aragón entre las regiones escogidas), realizados por un equipo multinacional de siete socios provenientes de España, Italia y Bélgica.

El 27 de junio Aitiip dará cuenta de su actividad investigadora que puede ser muy útil a otro sector en el que sus profesionales están muy involucrados, el del automóvil. Ese día mostrará a empresas aragonesas y de otras comunidades autónomas la tecnología de inyección de piezas plásticas con fluidos supercríticos (MuCell). Esta tecnología, precisan desde el centro, "permite espumar la parte interna de las piezas plásticas, consiguiendo reducir el peso de las mismas así como rebajar el uso de la materia prima, manteniendo intactas las propiedades mecánicas". Esta tecnología, añaden, es considerada clave para el coche eléctrico.

En cuanto a nuevos lanzamientos, Aitiip acaba de arrancar uno que, bajo el nombre de Heron, está centrado en el campo aeronáutico, y este mes inicia otro de bioplásticos denominado Mandala que cuenta con la participación de multinacionales como Repsol, Sapici o Cadel Deiking, centros de I+D, clústeres y otras empresas. El proyecto Mandala pertenece al sector agroalimentario, con la fabricación de un film bio-basado flexible multicapa, y busca reducir la fracción de plástico que no es posible reutilizar.

"Estamos ilusionados y orgullosos de formar parte de la sociedad del conocimiento en favor de la industria con un papel relevante y responsable en la generación de empleo", resumió Berta Gonzalvo al hablar de la marcha de Aitiip, centro del que destacó su trabajo para empresas al transferirles resultados de investigación aplicada y desarrollo experimental de valor añadido.

Etiquetas
Comentarios