Economía

ECONOMÍA

Pequeños emprendedores por un día

Dos millares de niños han participado este viernes en el mercadillo de la iniciativa 'Aprendiendo a emprender con Ibercaja', que simula la creación de una compañía de la mano de los más pequeños. 

Diseñar un producto no es fácil. Y comercializarlo todavía menos. Dos millares de niños han sido capaces de poner en práctica todo el proceso de la mano de la iniciativa ‘Aprendiendo a emprender con Ibercaja’, impulsora del mercado de cooperativas escolares que ha tenido lugar este viernes en San Ignacio de Loyola, junto al Patio de la Infanta de Zaragoza. Este año, en el que se han adscrito medio centenar de centros, el acto ha batido todos los récords de participación.

El improvisado mercadillo ha repartido casi un centenar de 'stands' en los que se vendían bolsas de tela, pulseras, botes decorados, carteras o llaveros; todos ellos artesanos, sostenibles, comprometidos con el medio ambiente. No ha faltado en ninguno de los pequeños vendedores una significativa actitud comercial, fundamental para elevar una recaudación que se destinará en su totalidad a fines benéficos.

La iniciativa, impulsada por la Fundación Ibercaja, pretende fomentar el emprendimiento en los "futuros líderes; facilitar su desarrollo profesional desde el colegio", ha comentado la jefa de Desarrollo Profesional de la Fundación Ibercaja, Mayte Santos. "Los niños aprenden cómo funciona una empresa desde su creación: diseñan el producto, toman las decisiones, designan un comité directivo... Lo hacen todo ellos. Es nuestra iniciativa estrella", ha insistido.

Motor de creación de riqueza

A estas declaraciones se han querido sumar tanto la directora gerente del Instituto Aragonés de Empleo, Ana Vázquez, como el director general de Innovación de la DGA, Antonio Martínez, quienes han destacado el emprendimiento como motor clave de creación de riqueza.

Este año ha sido además el primero que ha contado con la participación de un colegio de educación especial: el Ángel Riviere. "Iniciativas como esta nos dan visibilidad, permiten ver que podemos hacer las mismas cosas que otros colegios -ha explicado la directora, Yolanda Barona-. Todo lo han hecho ellos. Trabajamos mucho las habilidades de la vida diaria, pero esto es dar un paso más. Nos ha encantado".

Más que satisfecha se ha mostrado también la directora del colegio público Catalina de Aragón, Arancha Arilla, quien ha destacado que es una oportunidad para que los niños valoren el esfuerzo que requiere trabajar en una empresa. "Favorece también que se conozcan entre ellos, que interactúen con personas que quizá no habían hablado hasta el momento", ha comentado. "La iniciativa traslada en definitiva los conocimientos del aula a la vida real; es práctica, funcional", ha concluido.

La Fundación Ibercaja ha habilitado en esta ocasión dos concursos de márquetin entre los participantes: folletos y videoclips. El ganador del concurso de folletos ha sido el Colegio Británico de Aragón, mientras que de videoclips lo ha conseguido el colegio La Milagrosa.

Etiquetas
Comentarios