Despliega el menú
Economía

sostenibilidad

La empresa zaragozana Arpa desarrolla un sistema capaz de convertir la humedad del aire en agua

La compañía ha iniciado una nueva línea de negocio (Arpa Change) en la que se han desarrollado soluciones sostenibles basadas en la generación de energía solar, potabilización de agua y gestión de residuos para que empresas y países cumplan con el máximo número de Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Arpaqua, el generador atmosférico de agua a través de la humedad del aire
Arpaqua, el generador atmosférico de agua a través de la humedad del aire
Empresa Arpa

Arpaqua es un generador atmosférico de agua que convierte la humedad existente en el aire en agua a través de un sistema de condensación y que es especialmente útil en aquellas zonas donde es muy difícil contar con este recurso natural. Este sistema forma parte de la nueva línea de negocio que ha impulsado la empresa zaragozana Arpa (especializada en la fabricación e instalación de equipos móviles de campaña) que bajo el nombre Arpa Change pretende ser precisamente un cambio hacia la sostenibilidad para que así diferentes empresas y países puedan cumplir con el máximo número de Objetivos de Desarrollo Sostenible posibles.

Otro ejemplo de solución innovadora dentro de Arpa Change son los paneles solares híbridos que consiguen la generación de energía y agua caliente mediante una instalación que cuenta con un único panel. Por un lado, la instalación incorpora paneles fotovoltaicos que poseen entre 60 y 72 células fotovoltaicas sobre un sistema para la absorción de calor formando un único módulo. Además del cableado habitual para cualquier panel, este sistema cuenta con una zona por la que se da salida al calor, que se aprovechará para calentar el agua creando una función "2x1". Un circuito hidráulico y un pequeño depósito térmicamente aislado completan el diseño para que se pueda dar este doble uso, sin mermar la capacidad para la producción de electricidad, ya que el sistema incrementa hasta en un 15% el rendimiento de los paneles.

Según explican desde la compañía, su retorno de inversión es de 4 a 7 años dependiendo del establecimiento. Con estos paneles solares, se ahorra hasta el 70% de la energía y se evitan emisiones de hasta 530 KgCO2 por panel.

Agua potable al alcance de todos

Dentro de esta línea de negocio Arpa ha diseñado también plantas de tratamiento de agua que convierten cualquier tipo de agua (salada, salubre, dulce o de condensación atmosférica) en agua potable para el ser humano y que se pueden implementar en cualquier lugar del mundo. Además del sistema que convierte la humedad en agua han desarrollado la planta potabilizadora ARPOT 6, que puede funcionar tanto en red como en paneles solares y que puede llegar a tratar hasta 2.000 litros en el caso del primer funcionamiento y de 600 en el segundo. 

Además, la gestión de residuos también entra dentro de la línea de Arpa Change y se ha desarrollado un sistema que se ocupa desde su recolección hasta el triaje, el tratamiento, transporte y solución de consumo de los estos independientemente de si son de papel, cartón, vidrio, materia orgánica, agua residual o plástico.

Por ejemplo, los residuos de este último tipo de material podrían ser usados para generar combustible, mientras que el agua residual podrá ser tratada y vertida de forma segura al medio ambiente, eliminando vectores de transmisión de enfermedades de una forma autónoma.

Etiquetas
Comentarios