Despliega el menú
Economía

la era digital

La zaragozana Esther Borao enseña a programar a niños a partir de los 3 años

Ha creado un juguete, una familia de robots con sensores llamado 'The ifs', que ha desarrollado junto a Luis Martín, Borja Latorre y Fergus Reig.

La ingeniera zaragozana Esther Borao con el juego que han diseñado para que los mayores de 3 años aprendana programar
La ingeniera zaragozana Esther Borao con el juego que han diseñado para que los mayores de 3 años aprendana programar
U. Z.

Hacer que los niños y niñas puedan aprender a programar aplicando el pensamiento lógico antes de que sepan leer es el objetivo del juguete 'The Ifs', una familia de robots con sensores, que son programables a través de simples piezas ('if – then') utilizando un nuevo método de interacción sin pantallas. Lo han creado la ingeniera zaragozana Esther Borao, junto con Luis Martín, ambos de la empresa Innovart y Borja Latorre y Fergus Reig, del CSIC. "Somos cuatro compañeros que pertenecemos a la asociación Makeroni, que impulsa proyectos sociales innovadores y que ganamos ya el 'hackaton' (encuentro de programadores) del 'Space Challenge' con unas gafas que te permiten controlar cosas con la mirada. También nos presentamos en Dubái al 'Robot for good' en el que nos quedamos sextos", explica.

El juguete que han diseñado ha sido merecedor de un premio en metálico de 1.000 euros en el certamen 'Iberus–CLH Emprende' de Zaragoza y de otro dotado con 25.000 euros concedido, así como de un máster valorado en 35.000 por la revista Elle e IE Business en Madrid. Borao comenta que "es una familia de cuatro robots, cada uno con un rol, y con unas fichas que los niños les ponen encima de la cabeza los pueden programar para que den luz en la oscuridad, o activen alertas si alguien entra en su habitación o cualquier otra cosa que puedan inventar. Se trata de ejercitarles el pensamiento lógico", recalca.

Después de trabajar dos años ya en el proyecto, lo que quieren ahora es comercializarlo pero "como para fabricar unas mil unidades necesitamos del orden de 300.000 dólares, vamos a poner en marcha una campaña de recaudación a través de la plataforma  de crowfunding 'Kickstarter'. Ya tenemos grabado el vídeo en inglés", asegura, a la vez, que se muestra muy ilusionada porque su equipo haya sido galardonado con dos premios para este proyecto.  "Toda la experiencia sirve. Estuvimos también en el programa Explorer del Banco Santander, que nos permitió acudir a Sillicon Valley y enseñarlo en Facebook. Con el Ayuntamiento de Zaragoza, hemos conseguido mediante donaciones de un euro conseguir unos 8.000 hasta el momento, y esperamos sacarlo adelante". De momento, los interesados pueden encontrar más información en theifs.cc.

Mientras tanto, añade Esther Borao, siguen adelante con muchos más proyectos en Innovart. Ahora tienen puesta en marcha en Aragonia la Academia de Inventores con la que en colaboración con Edelvives, forman en talleres a estudiantes desde 3 a 18 años para que aprendan a crear aplicaciones o simplemente les entre el gusanillo de inventar.  

Etiquetas
Comentarios