Economía

proyectos para las cuencas mineras

Adenium Ibérica instalará en Aliaga un centro de transformación de cenizas con una inversión de 18,9 millones

La consejera Marta Gastón anuncia que las obra comenzarán este año, que estará operativa dentro de cinco y generará entre 40 y 60 empleos directos en esta localidad de las cuencas mineras turolenses.

Los consejeros Vicente Guillén y Marta Gastón en la rueda de prensa hoy en el Pignatelli
Los consejeros Vicente Guillén y Marta Gastón en la rueda de prensa hoy en el Pignatelli
LUIS CORREAS

Una planta de transformación de cenizas volantes en productos innovadores que levantará la empresa Adenium Ibérica con una inversión de 18,9 millones es lo que acaba de anunciar la consejera de Economía, Marta Gastón, como parte del plan para paliar la pérdida de empleo que va a acarrear el cierre de la central térmica de Andorra. Ha adelantado que este año ya comenzarán las obras aunque no estará operativa hasta dentro de cinco años y que  generará entre 40 y 60 empleos directos en Aliaga (Teruel). Precisamente, el Consejo de Gobierno la ha declarado Inversión de Interés Autonómico pare reducir los trámites administrativos en el Consejo de Gobierno que acaba de celebrarse en el edificio Pignatelli. 

Este proyecto industrial que va a desarrollarse en Aliaga, informa el Gobierno aragonés, permitirá transformar un producto de deshecho contaminante en productos innovadores, que garantizan las mismas prestaciones que los productos líderes en el mercado y con pleno respeto al medio ambiente, dado que no contaminan ni en el proceso de fabricación ni en su uso posterior. Asimismo, desde el Ejecutivo autonómico, han precisado que la promotora de este proyecto es propietaria de dos fincas en el término municipal de Aliaga (Teruel) en las que existen acumulaciones de cenizas volantes y escorias provenientes de la Central Térmica de Aliaga. "El centro de transformación se ubicará en una finca anexa. Durante los últimos diez años, la empresa ha realizado numerosos estudios de investigación en torno al aprovechamiento de las cenizas", concretan fuentes de la DGA.

El plan de inversión previsto por la empresa establece que el proyecto se desarrollará en distintas fases. Están acabando de cerrar las patentes con las que Adenium Ibérica quiere proteger esta novedesa actividad y la previsión es que pueda ponerla en servicio en un horizonte de cinco años.

El proyecto, indican las mismas fuentes, se presenta como una alternativa empresarial al impacto negativo que la normativa ambiental europea sobre la actividad de generación de energía a partir del carbón está produciendo las comarcas mineras aragonesas. Por eso,  "la empresa promotora propone la implantación de un proyecto minero e industrial que pueda mitigar el impacto socioeconómico adverso derivado del fin de la minería del carbón destinado a uso energético". 

Etiquetas
Comentarios