Economía
Suscríbete por 1€

AGRICULTURA

La producción de cereza caerá un 15% este año en Aragón

Fepex estima que las toneladas recogidas sufrirán un descenso respecto a 2018. Al menos, la buena noticia es que en esta campaña el fruto se encuentra en buen estado, por el momento, a la espera de las futuras condiciones meteorológicas.

La producción de cereza caerá un 15% este año en Aragón.
Un cerezo en Aragón, en una imagen de archivo.
Heraldo.es | Heraldo

Ya estamos en tiempo de cereza, aunque la campaña es muy larga y la meteorología muy incierta. Y es que en Aragón, los productores de la comarca del Bajo Aragón-Caspe son las más precoces y empiezan la recogida en mayo. A estos, le siguen las comarcas de Andorra Sierra de Arcos, Bajo Martín y la parte alta del Jiloca. Pero, los alrededores de La Almunia de Doña Godina, la comarca de Calatayud, con localidades como El Frasno y Aniñon como principales zonas productoras, y el municipio oscense de Bolea pueden llegar a ampliar la recogida de las variedades más tardías hasta incluso agosto.

Este año, según las estimaciones del comité de Cereza de la Federación Española de asociaciones de Productores Exportadores de frutas, hortalizas, flores y plantas vivas (Fepex), la campaña en Aragón se prevé que sufra un descenso respecto al año anterior. Concretamente, un 15% menos que lo recogido en 2018, lo que supondría que se recogerían 4.900 toneladas menos, que las 32.559 toneladas del año pasado, según los datos publicados por el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), es decir, este año la Comunidad recogería alrededor de 27.700 toneladas.

Pero la región aragonesa, que es la segunda comunidad productora a nivel nacional tras Extremadura, no es la única que sufrirá este descenso de producción, según estima Fepex. La campaña extremeña se espera que sea de entre el 10 y 15% menos que las 36.233 toneladas recogidas en 2018. En la Comunidad Valenciana y Murcia, el descenso previsto será del 30% con relación a una producción de 7.833 toneladas y 3.042 toneladas respectivamente. En el caso de Cataluña, Andalucía y La Rioja se vaticinan volúmenes similares a los de 2018: cuando se situaron en 6.871 toneladas, en el caso de Cataluña; 7.058 toneladas, en el de Andalucía, y 2.191 toneladas, en el de La Rioja.

“Por el momento, más calidad”

Y aunque esta campaña no va a destacar en términos cuantitativos, al menos sí que por el momento puede destacar por razones cualitativas. Al contrario que el año pasado, cuando la baja calidad del producto provocó que el mercado nacional se inundase de cerezas, pues no tenían salida al exterior por su falta de calidad; en esta campaña al menos esto no es un problema. A pesar de las lluvias del último mes, que habrían podido dañar o rajar el fruto, pues ya se sabe que las precipitaciones con la fruta desde San José no son amigas, por el momento, no se ha producido ninguna afección como sí ocurrió en 2018, cuando la cereza temprana sufrió debido a las tormentas y el fuerte viento que las acompañaba.  

“Es pronto para saber si va a ser una buena temporada en cuanto a calidad”, asegura Vicente López, representante del sector de fruta en la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA), que adelanta que en las próximas semanas su organización expondrá la previsión de producción referente a la fruta del hueso, en la que se enmarca la cereza.

El viento estropea la cereza al golpearse y la lluvia causa rajas en el fruto. Por este motivo, López añade: “la calidad de la cereza que se espera este año todavía está por determinar, ya que las condiciones meteorológicas que se puedan sufrir son imposibles de predecir. Pero, sí, por el momento, más calidad que en 2018, el fruto está sano mayoritariamente”.

En cuanto a precios, la campaña se espera incierta y a pesar de que se prevé que haya menos producto en el mercado, eso no significa que los precios en origen, los que recibe el agricultor, vayan a ser mejores.  

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión