Despliega el menú
Economía

elecciones generales 2019

Los sindicatos aragoneses esperan que ahora se derogue la reforma laboral y los empresarios piden "moderación"

CC. OO. y UGT Aragón valoran de forma "positiva" el resultado del 28-A y confían en que se forme un Gobierno "progresista" con los partidos de izquierda, mientras CEOE Aragón y Cepyme insisten en la necesidad de "estabilidad".

Pedro Sánchez, presidente y candidato socialista, la noche electoral.
Pedro Sánchez, presidente y candidato socialista, la noche electoral.
Sergio Pérez/Reuters

Los sindicatos y las organizaciones empresariales aragonesas esperan del Gobierno que forme el socialista Pedro Sánchez que aporte más estabilidad y "que dure", tras la victoria en las elecciones generales. Los agentes sociales, CC. OO, UGT, CEOE y Cepyme en Aragón han coincidido en destacar la participación "histórica" en las votaciones del 28-A. La victoria socialista ha sido recibida con satisfacción por los sindicatos, en plena preparación de la jornada reivindicativa del Primero de Mayo de este miércoles.

"Ha habido un claro rechazo a las políticas extremistas", ha valorado Manuel Pina, secretario general de CC. OO. Aragón. Ante la posibilidad de pactos, coincide con su homólogo en UGT, Daniel Alastuey, en que se busque una fórmula para formar una gobierno "de mayoría progresista", mirando hacia los partidos de izquierda. Ambos esperan que se puedan retomar las cuestiones que se frenaron en la anterior legislatura de Sánchez por la falta de apoyos. CC. OO. quiere pedirle que ponga en marcha las medidas pactadas en diciembre con el Gobierno y UGT como la vuelta de la ultraactividad para "que nunca se pierda un convenio durante la negociación o por que no se negocie y que las empresas externalizadas tengan las mismas condiciones que la empresa que les contrata". Unos acuerdos en los que quedó fuera la patronal, que viene pidiendo desde entonces que se recupere el diálogo social. "Estamos dispuestos a volver a negociación colectiva pero no puede ser que la patronal acabe bloqueando la vuelta a una recuperación de derechos". Porque los sindicatos creen que es posible revertir los recortes de la crisis pese a la desaceleración económica que se espera este año. "No podemos haber perdido cinco años de crecimiento para que se nos acabe diciendo que ya no podemos recuperar los derechos", apunta Pina, quien cree que si esa ralentización terminara en crisis se debería "afrontar de manera diferente".

"El Gobierno ahora ya tiene números suficientes para que pacte con quien pacte lleve al parlamento la reforma laboral", ha añadido Alastuey. Mantiene la necesidad de derogarla "en sus aspectos más dañinos". Y retomar asignaturas pendientes de la anterior legislatura como el Pacto de Toledo que quedó bloqueado por falta de acuerdos antes de las elecciones para garantizar el futuro de las pensiones públicas, para las que pide su revalorización con el IPC. Alastuey espera "que sea un gobierno que dure".

Se abre una etapa "difícil"

 Y en esa estabilidad han insistido los empresarios aragoneses. Para el presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, “se abre una etapa difícil, interesante y además de una repercusión tremenda en el ámbito social y económico”. Ha recalcado que ante las "señales evidentes de desaceleración" en la economía mundial "no podemos seguir con luchas partidistas en España". Y ante el escenario de pactos, pide al Gobierno que "tiene que tener muy en cuenta que las alianzas a las que llegue tienen una repercusión económica importante". En este sentido ha señalado que "no es lo mismo un Gobierno pactado con la izquierda radical que con un bloque de centro, liberal, con clara visión de la economía y la estructura económica española".

La receta de la patronal de la pyme es conjugar "pactos, diálogo y moderación" para evitar la "pérdida de optimismo por parte de los que sustentan la economía y crean riqueza y empleo". Y en cuanto a los cambios que se lleven a cabo, si se afronta una reforma fiscal "que haga que no sea más gravosa para la pyme y el autónomo que para las grandes". Y ha pedido que se recupere "la negociación con todos los agentes sociales como lo que tenemos en Aragón".

"Ser cuidadosos"

Por su parte, Ricardo Mur, presidente de CEOE Aragón ha insistido en que ante los posibles acuerdos de Gobierno los empresarios aragoneses "esperamos moderación" en cuanto al "escenario fiscal, la legislación laboral y en las políticas económicas que permitan estabilidad". En este sentido, prefieren "un gobierno que trate de preservar y mantener la senda de crecimiento económico que todavía existe aun en un contexto de desaceleración mundial". A la hora de continuar con las reformas "hay que ser muy cuidadosos en lo que se propone", ha apuntado Mur. Ha considerado que las empresas necesitan "seguir manteniendo una flexibilidad laboral" y una política fiscal "que no lastre su competitividad".

Etiquetas
Comentarios