Economía

MARCA ARAGÓN

Una estrategia público-privada para avanzar

Empresarios y asociaciones instan a crear un discurso unificado y a impulsar "grupos potentes" que permitan a Aragón competir y especializarse. También piden "cuidar a las personas" para fomentar la innovación.

Lapetra, Fernández, Teruel y Longás.
Lapetra, Fernández, Teruel y Longás.
Guillermo Mestre

Aragón necesita un plan estratégico público-privado para avanzar. Lo dicen Manuel Teruel, Félix Longás, Enrique Torguet, Alberto Fantova, Susana Val y Ricardo Calvera, quienes coinciden en que la Comunidad debe tener claro "qué papel quiere jugar" en España y en el mercado internacional y proyectar su identidad. Lo importante, asegura Longás, es construir grupos empresariales potentes y trabajar para que mantengan su centro de decisiones en Aragón.

El problema es que, hasta ahora, apunta Val, "no ha habido un discurso unificado". "Está todo por definir. Es lamentable, pero es así", añade Torguet. En su opinión, la Comunidad no ha sabido venderse bien. "Y, si lo hemos hecho, ha sido a pequeña escala y por separado. Hay otros que con menos esfuerzo y capacidades lo están haciendo mucho mejor", dice.

El principal reto de los aragoneses, coincide Longás, es "quererse más" y hacer crecer aquellos sectores que han quedado a la sombra de la automoción y la agroalimentación. "El futuro no es el ‘monocultivo’ de cerdo, sino que cada zona se especialice en aquello que se le dé mejor", afirma, al tiempo que reivindica una marca "atractiva y fuerte" que ensalce a Aragón y a su historia e insta a no vivir de la queja y contagiar ilusión a los demás.

Pero para que esta fórmula cuaje, "tiene que haber personas -indica Teruel-. Las ideas son maravillosas; pero, si no hay quien las ejecute, no sirven de nada. Nuestro problema es generar producto interior bruto de calidad. También falta liderazgo para ser realmente competitivos", razona.

Para Fantova, el compromiso de parar y empezar a pensar en la Comunidad de cara a la creación de una Marca Aragón "es una cuestión de generosidad". "Yo, en cambio, creo que ya tenemos una marca, que es la propia región. Solo tenemos que rodearla de valores", matiza Torguet. En cualquier caso, resalta Longás, hay que ponerse a trabajar: "Nadie va a venir a hacer por nosotros un plan de competitividad", dice.

Consulte aquí el resto de los reportajes del suplemento especial Marca Aragón

Etiquetas
Comentarios