Despliega el menú
Economía

consumo

Cómo ahorrar 259 euros al año en luz

Solo con reducir en 1 kilovatio la potencia, es posible gastar hasta 50 euros menos, recuerda OCU.

El precio de la luz ha subido en abril.
El precio de la luz ha subido en las dos primeras semanas de abril un 10,3%.
Heraldo

El precio del kilovatio hora (kWh) de electricidad ha experimentado una subida del 10,3% en la primera quincena de abril, con respecto al mismo periodo del año pasado, según datos de Facua-Consumidores en Acción, que advierte que este incremento puede suponer más de 5 euros en el recibo mensual del usuario medio. En la primera quincena de abril el kWh con las tarifas semirreguladas (PVPC) se ha situado en una media de 15,04 céntimos (11,83 más el 27,19% de impuestos indirectos), frente a los 13,64 céntimos (10,72 más impuestos indirectos) del mismo periodo de 2018.

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios se han presentado este martes una serie de consejos para economizar el uso de electrodomésticos:

1. Revisar la tarifa y la potencia

Para ahorrar en gasto eléctrico, OCU recomienda en primer lugar revisar la tarifa contratada y comprobar si es la que más conviene. Según OCU, sea cual sea la comercializadora, lo más conveniente es tener una tarifa con discriminación horaria o DH y adaptar el consumo de algunos electrodomésticos a las horas valle, en la que la electricidad se cobra a un precio más bajo. Uno de los gastos principales de la factura son los asociados a los términos fijos. Solo con reducir en 1 kW la potencia, es posible ahorrar hasta 50 euros.

2. Autoconsumo con kits fotovoltaicos

La asociación de consumidores recomienda como mejor opción de ahorro el autoconsumo eléctrico a través de la instalación de kits fotovoltaicos. Para una familia que consuma unos 5.700 kW/h al año, puede ahorrar casi 700 euros anuales gracias a este sistema, calculan.

3. Optimizar el uso de los aparatos

Los electrodomésticos que más contribuyen al gasto energético en los hogares son el frigorífico (662 kWh al año de media), el congelador (563 kWh), la televisión (263 kWh), la lavadora (255 kWh), la secadora (255 kWh) y el lavavajillas (246 kWh), aunque los valores reales dependerán de la eficiencia del dispositivo y de su uso. En cualquier caso, OCU señala que, si se siguen una serie de recomendaciones, el consumo de cada aparato se puede reducir entre un 10% y un 50%:

  • Termo: 10% medio de ahorro (68 euros). No instalarlo en la terraza, sótano, garaje… Aislarlo con lana de roca. No ajustar a más de 60º la temperatura. Colocar un enchufe programador para calentar agua en las horas más baratas. Si no se usa en 24 horas, desenchufarlo.
  • Lavadora: 40% medio de ahorro (19 euros). Separar la ropa por colores y suciedad para poder usar el programa más frío posible.
  • Secadora: 25% medio de ahorro (14 euros). Si se va a planchar la ropa, finalizar antes el ciclo de secado. Limpiar de pelusas el filtro y el condensador. Llenar completamente el tambor, pero respetando la carga máxima.
  • Lavavajillas: 20% medio de ahorro (13 euros). Usar el programa económico (50-55ºC) en lugar del normal a 65º (gasta un 40% menos de energía). Utilizar el programa de lavado intenso solo para vajilla muy sucia. El programa de media carga no ahorra demasiado, es preferible esperar a que el lavavajillas esté lleno. Limpiar el filtro con regularidad.
  • Horno: 50% medio de ahorro (21 euros). Los de convección consumen la mitad y cocinan mejor que los antiguos. No precalentar mucho tiempo y apagar antes de que acabe la cocción (5 ó 10 minutos). No abusar de la función grill (consume el doble). Un horno aislado con doble o triple cristal consume un 50% menos que uno clásico. No colocarlo cerca del frigorífico o interponer un aislante. Abrir poco la puerta y aprovechar para hornear varios alimentos a la vez.
  • Frigorífico: 30% de ahorro (41 euros): los frigoríficos actuales consumen hasta un 60& menos que los de hace 15 años. Calcular una capacidad de 60 litros por persona. Aprovechar el volumen, pero sin comprimir los alimentos. No instalarlo cerca del horno, el radiador o una ventana soleada. Comprobar que el aire circula por detrás. Ajustar el termostato entre 4º y 6ºC. Descongelar si hay escarcha: con 3 mm gasta un 30% más. No dejar la puerta abierta mucho tiempo.
  • Cocina: 50% de ahorro (20 euros). Las placas de inducción son las más eficientes. Usar cacerolas del mismo tamaño que la placa. Apagar un poco antes de terminar la cocción. Procurar tapar los recipientes (sin ella, gastan 3 veces más). Usar la olla rápida. Sacar los alimentos un rato antes del frigorífico. Bajar la calefacción mientras se cocina.

Además, la Organización recuerda que, en la mayoría de los casos, los consumos señalados en la etiqueta energética corresponden al programa ECO y que, por tanto, estos pueden ser más altos si se utilizan otros programas. En cuanto a cambiar un electrodoméstico por otro más eficiente, aconseja hacerlo solo si este se encuentra al final de su vida útil (12 años aproximadamente para grandes aparatos como lavadoras o lavavajillas y entre 8 y 9 años para los más pequeños).

Etiquetas
Comentarios