Economía

consumo

Llenar el combustible será un 5% más caro esta Semana Santa

La armonización del tramo autonómico del impuesto de carburantes hace que Aragón recaude 4,8 céntimos por litro en lugar de los 2,4 céntimos que se imponían hasta enero.

Un usuario repostando combustible en Zaragoza.
Un usuario repostando combustible en Zaragoza.
Raquel Labodía

Esta Semana Santa coger el coche para irse de vacaciones resulta un 5% más caro que el año pasado. El repunte en el precio del carburante, del 3% en la gasolina y del 5% en el diésel con respecto a 2018, es una de las principales razones, junto a la armonización en toda España del impuesto de carburantes desde enero de este año. Algo que ha supuesto, según explica Pilar Soto, presidenta de Aesar (Asociación de estaciones de servicio de Aragón, "no es que las gasolineras vayamos a facturar más sino que el Estado va a recaudar más, ya que si hasta ahora en Aragón el tramo autonómico del impuesto por carburante suponía 2,4 céntimos por litro desde 2019, al igualar el Estado el impuesto para todas todas las autonomías, va a suponer justo para esta comunidad el doble, 4,8 céntimos por litro". Además, destaca, "el precio del crudo está bastante alto y eso, que el coste de la materia prima, lo tienes que trasladar al monolito", pero puntualizando,"que nuestro margen es muy pequeño ya que el 50% del precio del combustible son impuestos y aquí el que se lleva mayoritariamente la recaudación es el Estado". De cualquier forma, las comunidades que más lo han notado son algunas como Castilla y León, que no aplicaban el tramo autonómico en este impuesto al carburante

Lo que Aragón ha dejado de sufrir, dice Pilar Soto, es el 'efecto frontera' ya que gracias a la armonización, el precio del combustible se ha equiparado en todas la comunidades, independientemente de que después las gasolineras, en función de si tienen personal o no y de otros factores, ofrezcan un precio u otro. "Hasta enero de este año lo que ocurría es que camioneros de Navarra o La Rioja u otras comunidades que no aplicaban el tramo autonómico no paraban en Aragón , que si lo hacía con la consiguiente repercusión en precio, a repostar, pero como digo eso se ha acabado" y "en estos días igual que en verano lo que sucede es que muchos más particulares se ponen en viaje y eso hace que crezca la actividad en las áreas de servicio.

Soto ha puesto el acento también en lo caro que está el precio del petróleo que ha subido un 35% respecto al año pasado y ha incidido en que "la demonización del diésel ha hecho que este combustible subiera incluso más que la gasolina". En el caso del diésel, el incremento del precio es del 5% frente a lo que costaba este producto en el arranque de la Semana Santa de 2018.

Soto ha puesto el acento también en lo caro que está el precio del petróleo que ha subido un 35% respecto al año pasado y ha incidido en que "la demonización del diésel ha hecho que este combustible subiera incluso más que la gasolina". En el caso del diésel, el incremento del precio es del 5% frente a lo que costaba este producto en el arranque de la Semana Santa de 2018.

El litro de diésel cuesta, de media, 1,237 euros, según el último Informe de Productos Petrolíferos actualizado por la Unión Europea. El gasóleo -el combustible más vendido en España hasta la fecha- ha acelerado sus precios en las últimas semanas, frente a los 1,173 euros que costaba de media hace algo más de 12 meses. 

La disparidad en la evolución de precios ha provocado que la distancia entre lo que cuesta el diésel y la gasolina se haya reducido hasta los siete céntimos de euro. 

Por su parte, el coste del litro de gasolina supera los 1,30 euros, lo que supone un incremento del 3% con respecto a las vacaciones de Semana Santa del año pasado, cuando se pagaba en el entorno de los 1,27 euros. Este aumento del precio de este producto ha sido mucho menor que el experimentado por el diésel en los últimos meses.

Con los últimos datos disponibles, llenar un depósito de un coche diésel (de 50 litros) supone un desembolso de casi 62 euros -frente a los 58,65 euros de hace un año-, esto es, una diferencia de algo más de tres euros; y en el caso de la gasolina, implica el pago de 65,35 euros, dos euros más que hace un año. Con estas referencias, los españoles gastarán casi 30 millones de euros más en carburantes que hace un año, según el informe elaborado por UniversalPay. Ese análisis estima que serán las estaciones de servicio del interior (Aragón, Castilla La Mancha, Extremadura y Castilla y León) en las que más aumente su facturación, por el elevado tránsito de vehículos por sus carreteras, sobre todo de Miércoles a Viernes Santo. 

Etiquetas
Comentarios