Economía
Suscríbete por 1€

Economía

Las nuevas exigencias para obtener el título de transportista llegarán al Supremo

Para la Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime) es “indigante” que para presentarse al examen que cualifica en esta profesión haya que tener bachillerato o formación profesional.

El presidente de Tradime, Santiago López-Montenegro
El presidente de Tradime, Santiago López-Montenegro
Raquel Labodía

Con “indignación” y “absoluto rechazo”. Así responde la Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón, Tradime, a las nuevas exigencias que establece el Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT), que entró en vigor el pasado mes de febrero.

El título de transporte o certificado de competencia profesional es uno de los requisitos que permite a una empresa o autónomo obtener la autorización de transporte público de mercancías en vehículos de más de 3.500 kilos. Por ello, las personas o empresas interesadas en obtener esta autorización deben poseer este título de transportista o contratar a un gestor que lo tenga.

Hasta ahora, el certificado de competencia profesional se expedía a todos aquellos que tuviesen el título de Formación Profesional de Técnico Superior en Transporte y Logística o que superaran un examen para la obtención de este certificado y para el cual no se exigía ninguna titulación. El ROTT ha modificado ese acceso Ahora se ha modificado el acceso a este examen, para el que ahora se exigen unos estudios mínimos de Formación Profesional (ya sea grado medio o superior), Bachillerato o estudios universitarios.

Para el presidente de Tradime, Santiago López-Montenegro, la modificación vulnera varios derechos constitucionales, por lo que la organización está ultimando un recurso recurso contencioso-administrativo que llevará ante el Tribunal Supremo, para exigir que se anulen esos cambios.

“Creemos que es una medida francamente negativa que parece que viene a confirmar el camino que lleva marcando Fomento, desde hace muchos años, en el que parece que la pequeña empresa y el autónomo molestamos", ha explicado este viernes López-Montenegro, que ha insistido en que la nuevas exigencias restringe la entrada al sector exigiendo el Bachillerato y la Formación Profesional, “pero dejan abierta una puerta de acceso al sector a través de las cooperativas de falsos autónomos, que tanto daño están causando al transporte, especialmente a la pequeña y mediana empresa transportista".

"Enorme peligro"

El máximo representante de Tradime ha lamentado que hay casos de autónomos que no tienen esa formación y, por circunstancias, se ven obligados a sacarse ahora el título “al que no pueden acceder”. Por eso, ha insistido López-Montenegro, la asociación considera que algunos artículos de la reforma del ROTT “son nulos por vulnerar la Constitución y otras leyes como la LOTT, el Estatuto del Trabajador Autónomo o la Ley de Garantía de Unidad de Mercado". Según esta organización, se vulnera la libre elección de profesión u oficio, la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado, la plena autonomía económica de las empresas, la protección de la familia o la protección de los trabajadores autónomos.

Muy contundente, el presidente de la asociación aragonesa de empresarios del transporte ha criticado que los nuevos requisitos referidos a la capacitación profesional, tanto por el acceso a las pruebas como la relación laboral exigible “son desproporcionados y contrarios al ordenamiento jurídico”. Y ha advertido que dichas exigencias, y con independencia del tamaño de la empresa, “suponen un enorme peligro para la supervivencia de los autónomos y las pequeñas sociedades”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión