Economía

economía

Sigit prevé alcanzar 20 millones de facturación y 160 empleos en su nueva planta de Calatayud

La factoría bilbilitana ha ido creciendo una vez que han cristalizado acuerdos con el Grupo Volkswagen, en concreto con Audi y Seat.

Imagen 55473407_252364495545267_29423176702 (31453527)
Dos trabajadoras en las nuevas instalaciones de la fábrica de componentes Sigit en Calatayud.
Macipe

Las 25 máquinas de la nueva planta de componentes plásticos para automóviles de Sigit en Calatayud ya funcionan a pleno rendimiento. Este viernes se inauguró en el área Cuadras de Esteras tras su traslado desde la Charluca y una inversión de 12 millones en 10.000 metros cuadrados repartidos en tres naves y su equipamiento. En la actualidad, trabajan a tres turnos un total de 69 empleados, aunque la previsión es que alcancen los 160 a finales de 2020 y pasar de una facturación de 8 a cerca de 20 millones.

Esta empresa empezó a trabajar en 2014 en Calatayud bajo la enseña Indeplas Sistemas, que fue adquirida por el grupo italiano Sigit en 2016. De forma paulatina, la factoría bilbilitana, ha ido creciendo una vez que han cristalizado acuerdos con el Grupo Volkswagen, en concreto con Audi y Seat.

De hecho, este traslado se debe a que el nuevo contrato con la marca Seat y los nuevos modelos León dejaba pequeñas sus antiguas instalaciones. "Por el tipo de tecnología y maquinaria, aquí se lleva la parte tecnológica de inyección de plástico", explicó el director de la planta, Luis Sanfiz, quien valoró que casi el 90% de la plantilla sea indefinida y con un 10% de jóvenes que se ha incorporado primero en prácticas y luego ya con contrato. "En la Charluca quedará un remanente de producción que se va a transferir a otra firma italiana", dijo Sanfiz, refiriéndose a Elmeg, que anunció un plan de implantación de 1,2 millones de inversión y 21 empleos.

A la inauguración este viernes de la nueva fábrica asistió el director general de Sigit, Emanuele Buscaglione, y el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán; el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero y el alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, además de otras autoridades políticas, civiles, militares y religiosas a nivel local, así como proveedores y socios del grupo italiano.

Para Lambán, esta inauguración era un motivo de satisfacción “porque se desarrolla fuera del ámbito de Zaragoza, que concentra casi toda la inversión productiva y actividad económica de Aragón y eso la desequilibra peligrosamente y contribuye a la despoblación”. Así abogó por respaldar las implantaciones en las cabeceras de comarca y por “estudiar fórmulas para que fuera de Teruel las posibles inversiones que haya tengan estímulos añadidos”.

También incidió en el papel de la provincia como centro de un área en el que se fabrican “entre el 75 y 80% de los coches de España”, su apuesta por la formación profesional en este ámbito y la traducción que ha tenido todo esto para ser sede de la mesa nacional de la automoción y del proyecto Mobility City.

En el caso de Aranda, recordó el respaldo a la empresa en forma de facilitar los suelos a precios razonables y una inversión de 320.000 euros municipales para ampliar la red eléctrica. Por su parte, coincidió con Lambán en la necesidad de una fiscalidad diferencial para “las empresas que se implanten fuera del entorno de Zaragoza” y reconoció las demoras en la reclamada ampliación del polígono de la Charluca, que achacó a la Confederación Hidrográfica del Ebro y el Consejo Provincial de Urbanismo. “Que sea de una forma organizada y paulatina, bajo demanda”, insistía Aranda.

Etiquetas
Comentarios