Despliega el menú
Economía

INDUSTRIA

El arresto de Piero Pini no afectará a la apertura del gran matadero de Binéfar

El Gobierno de Aragón entiende que la detención del promotor es un asunto privado que no interfiere en la cercana apertura de la planta cárnica.

Trabajos de construcción en el matadero de Binéfar
Trabajos de construcción en el matadero de Binéfar.
Rafael Gobantes

La detención en Hungría del empresario italiano Piero Pini, propietario del macromatadero que está previsto inicie su actividad en las próximas semanas en Binéfar, no interferirá en la apertura de la que será la planta cárnica más grande de Europa. El Gobierno de Aragón, por boca de la consejera de Economía, Empleo e Industria, Marta Gastón, ha insistido este jueves en que el arresto se trata de un asunto privado, personal, sin conexión con esta iniciativa. Y ha destacado que no tiene constancia de ningún tipo de afección en el mismo a raíz de este asunto.

La consejera, que ha explicado que su conocimiento de lo sucedido se limita a lo publicado por los medios de comunicación, ha recalcado que se deben diferenciar los temas personales o privados del asunto que sí compete a las administraciones aragonesas, incluido el Gobierno autonómico: el desarrollo de la iniciativa empresarial. Respecto a esta última cuestión, ha adelantado que "está avanzada, a apenas unas semanas para su puesta en marcha". Y ha incidido en que el arresto "no tiene por qué entorpecer los tiempos" en torno al macromatadero, "salvo que la parte personal decidiera otra cosa, de lo cual no tenemos constancia”.

Hasta 1.600 empleos

Además, ha querido hacer hincapié en la labor de vigilancia del Ejecutivo en torno al matadero, el seguimiento llevado a cabo en cuanto a su desarrollo. En este sentido, ha indicado que "no se ha pagado ningún dinero para infraestructuras con dinero de los aragoneses, no se le ha concedido ningún tipo de subvención". Por otra parte, ha recordado el número de puestos de trabajo que traerá la comarca de La Litera, así como su supervisión por el Instituto Aragonés de Empleo. La cifra será de alrededor de 600 en primera instancia, pero está previsto que alcance los 1.600 en los próximos meses. 

Por último, ha explicado que los sindicatos han transmitido a la DGA que no existe ninguna irregularidad en torno a los mismos ni al desarrollo de la planta. Y ha afirmado que, en caso de que alguna actuación quedase fuera de la normativa, el Gobierno no tendrá ninguna duda a la hora de actuar. Por el momento, la intención del Ejecutivo es esperar, confiar en el desarrollo de los tiempos previsto.

Etiquetas
Comentarios