Economía

Opinión

¿Robots que coticen?

Por
  • Alicia Asín
Toyota's Human Support Robot (HSR) delivers a basket to a woman in a wheelchair at a demonstration of Tokyo 2020 Robot Project for Tokyo 2020 Olympic Games in Tokyo, Japan, March 15, 2019. REUTERS/Kim Kyung-hoon [[[REUTERS VOCENTO]]] OLYMPICS-2020/ROBOTS
Un robot interactúa con una persona durante una demostración.
Kim Kyung-hoon / Reuters

El impacto de la automatización en el mundo laboral está en permanente debate. Por un lado, los que demandan que los robots coticen a la Seguridad Social y por otro, aquellos que sostienen que en el futuro cobraremos solo para seguir estimulando la economía. No sé qué escenario me parece más inverosímil.

Para controlar la ansiedad o tal vez alimentar el morbo, un medio tecnológico ha publicado un cuestionario para evaluar la facilidad de sustitución de nuestro puesto de trabajo por un robot. En el tipo de preguntas se esconde la búsqueda del factor necesariamente humano: desde el nivel de creatividad necesario o la interacción con otras personas, hasta aspectos más simples como la diversidad de localizaciones donde desempeñamos nuestro trabajo y su nivel de repetición. Pero más allá de la posibilidad o no de realizar la tarea, hay otros factores a tener en cuenta que no salen tan a menudo en las conversaciones pero que llevará mucho más tiempo resolver: el factor del coste al que podrá hacerlo un robot, seguridad, ética, regulación e incluso responsabilidad civil.

Es innegable que los puestos más repetitivos y pesados serán sustituidos progresivamente por máquinas, al igual que usamos copiadoras y no escribas y aramos la tierra con tractores y no con nuestras manos. Pero no va a suceder mañana. Mientras, me preocupo más por todos esos puestos de trabajo que se crearán en el futuro y para los que nuestro sistema educativo es incapaz de producir suficientes profesionales.

Alicia Asín es ingeniera informática y CEO de Libelium

Etiquetas