Despliega el menú
Economía

¿Cómo se limpia una casa donde viven mascotas?

En Aragón son muchos los hogares que tienen un animal de compañía, fieles amigos del día a día que, sin embargo, pueden contribuir a que la casa se ensucie con más facilidad.

La mayoría de las mascotas campan a sus anchas por los hogares.
La mayoría de las mascotas campan a sus anchas por los hogares.
Unsplash

Convivir con un animal doméstico tiene grandes beneficios para sus dueños, pues, además de la compañía, ayudan a tener una vida menos sedentaria, a socializar más, a reducir el estrés y también a sentir más respeto por todo lo que nos rodea. Pero cuidarlos, exige muchas responsabilidades, entre ellas, asegurar un hogar limpio para ellos y para nuestra familia. Es normal que la casa donde vive un perro o un gato se ensucie con mayor facilidad, pues los pelos y las huellas de sus patitas acaban apareciendo por toda la casa, complicando a menudo las tareas del hogar y llegando a desesperar a más de uno.

¿Cómo hay que limpiar una casa donde vive un animal?

Lavar con regularidad las mascotas. Si bien es cierto que los gatos no necesitan un baño con frecuencia, los canes, debido a su gusto por rebozarse sobre cualquier mancha desconocida en la calle, sí los requieren. Una vez al mes, utilizando productos adecuados de higiene y tras un buen secado, hay que darles una buena ducha para eliminar la suciedad. Además, si se es cepilla a diario se evitará que se les caiga el pelo más de la cuenta y acabe incrustado en sofás, jerséis y las sábanas. El orden lo es todo. Cuanto más ordenada está una casa, más fácil es mantener una limpieza general que mantenga alejado el polvo y la suciedad. Si todo está en su lugar, pasar un plumero o un paño será tan solo cuestión de minutos y el pelo de las mascotas parecerá no existir. Empezar con los muebles. Los pelos de nuestros animales planean por toda la casa hasta aterrizar encima de todos los muebles, por eso, hay que empezar repasando con cuidado todos y cad auno de ellos para asegurarse que el polvo cae al suelo y se puede aspirar hasta que desaparezca. Después de pasar la aspiradora o el robot de limpieza, es esencial fregar utilizando algún producto que tenga aroma para que nuestra casa huela a limpio. El olor importa. No, los animales no huelen mal si están bien aseados, pero, como es normal, tienen un olor característico que impregna las estancias de la casa y que no siempre es agradable. Para evitar que esto ocurra, hay que ventilar la casa a diario durante 10 minutos para renovar el aire y utilizar bicarbonato para la limpieza de los muebles. Las velas, el incienso y los ambientadores también pueden ayudar a camuflar los olores de la casa, y asean de nuestras mascotas, de tabaco, a tubería o después de haber cocinado.

Etiquetas
Comentarios