Economía

aragón

Idom se beneficia de la elevada actividad en Aragón en 2018 y crece un 20% en contratación

La oficina en Zaragoza de la firma vasca de ingeniería trabaja para empresas como Opel, Pladur, IQE o Pastas Romero mientras sigue activa en proyectos internacionales.

IDOM
Equipo que realizó un proyecto de preparación de normativa para la implantación del suministro de gas en Jamaica. Son, de izquierda a derecha, Antonio Pérez, Esther Martínez, Rosana Asensio y Jesús Longaresa.
Idom

Aragón fue una de las comunidades autónomas que más creció en 2018, con un incremento de su producto interior bruto (PIB) superior al 3%, impulsado por la elevada tasa de actividad de muchas de las empresas en la región. Acompañando a varias de estas compañías en sus planes de crecimiento ha estado la oficina en Zaragoza de la firma de ingeniería vasca Idom, que ha podido mejorar en un 20% su contratación en Aragón, mientras seguía desplazando a profesionales suyos a una treintena de países de todo el mundo para trabajar en proyectos del grupo. Su facturación el ejercicio pasado fue similar a la del anterior, muy superior a los 7 millones de euros, y su plantilla sigue rondando el centenar de personas.

“Uno de nuestros objetivos cada año es atender bien el mercado local, trabajando con los clientes de aquí incluso cuando tienen proyectos fuera de España”, apunta Fernando Martínez Altarriba, director de Idom en Aragón, al hacer balance del ejercicio 2018. “Este año la contratación ha sido importante, creo que hemos sido capaces de aprovechar el mayor nivel de actividad en Aragón”, añade. Y aunque reconoce que no hay proyectos de gran envergadura, valora su participación en muchos de los planes de crecimiento de empresas e instituciones.

Idom, por ejemplo, es una firma reclamada siempre por la fábrica de Opel en Figueruelas, hoy parte del grupo PSA, para obras relacionadas con la adaptación de la planta para la producción de nuevos modelos. Empresas de capital local como IQE, Pastas Romero o Certest Biotec, por ejemplo, han contado con el concurso de ingenieros de la oficina zaragozana de Idom para sus proyectos, si bien Martínez llama la atención de uno en el que han trabajado muchos años pero que al final ha podido salir adelante. Se refiere a la fábrica de Pladur en Gelsa (Zaragoza), que se hizo esperar más de trece años por los efectos de la crisis económica y cambios en la propiedad, si bien con el empeño de la alcaldesa Francisca de la Torre, que falleció poco antes de que el centro fuese inaugurado.

La oficina de Idom en Aragón ha trabajado también en el edificio de estudiantes de la Universidad San Jorge, en la reforma integral de la tercera planta del centro comercial Grancasa y con otros clientes como Omya, CAF, Salgar o Tereos. Asimismo, ha colaborado en el desarrollo de la plataforma abierta de gestión centralizada del centro de control de túneles de Monrepós y está trabajando en la redacción de los proyectos de adecuación a la normativa de seguridad en túneles de las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria y León para el Ministerio de Fomento.

La seguridad en los túneles, precisamente, es una de las especialidades de la oficina zaragozana de Idom, lo que hace que sus profesionales sean reclamados por el grupo para proyectos en ese ámbito, como ha ocurrido en países como Georgia o Arabia Saudí. 

Desde Aragón, profesionales de Idom trabajaron en 2018 en un buen número de proyectos globales. Por ejemplo, en el denominado ITER Fusion for Energy, que pretende demostrar la viabilidad de la fusión como fuente de energía; en la Universidades de Bambey y Saint Louis en Senegal, donde llevan ya unos años; en el Centro Internacional de Convenciones y Congresos de Dwarka en la India, en la primera línea del Metro de Dublín, en la mejora de la red viaria del Cáucaso, en la depuración de aguas de Kosovo, o una iniciativa de ‘smart cities’ en Amán (Jordania), entre otras.

“Como oficina, uno de nuestros objetivos es atender nuestro mercado propio, pero otro es el de formar personas para que ingenieros nuestros trabajen en proyectos del grupo y puedan tener una carrera profesional que les permita aprender de cómo se abordan retos en otros países, con diferentes culturas”, indica Fernando Martínez.

En Idom Zaragoza predominan los ingenieros (muchos industriales, pero también de Caminos, Telecomunicaciones o químicos) y los arquitectos, aunque también hay economistas. Hace dos meses se incorporaron al equipo cinco personas más.

Etiquetas
Comentarios