Economía

economía

Nadia Calviño: "La desigualdad supone un lastre para el crecimiento económico a medio plazo"

La ministra de Economía impulsa una norma que obliga a los bancos a ofrecer una cuenta de pago básica y que será aprobada este viernes en el Consejo de Ministros.

Nadia Calviño
La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, durante la entrevista, el pasado lunes en la sede central de Ibercaja en Zaragoza.
Oliver Duch

Lleva usted casi diez meses de ministra y ya se enfrenta a unas elecciones. ¿Ha afectado a la economía la inestabilidad de esta legislatura, con moción de censura incluida?

La economía no se ha visto afectada negativamente por el cambio de gobierno. Más bien al contrario. Los años de falta de actividad del Gobierno anterior tuvieron un efecto ralentizador porque no se abordaron las reformas necesarias ni se aprovechó el crecimiento para reducir más el déficit y la deuda.

¿Cuál es la situación actual de la economía?

Hemos visto que la economía española se ha acelerado a partir de la segunda mitad de 2018, con un mejor comportamiento del mercado laboral. Hemos trabajado desde el primer día para tratar de recuperar el tiempo perdido. Hago un balance positivo.

¿No teme una recesión?

Ningún organismo nacional o internacional tiene esa previsión. Y menos para España. Las previsiones de crecimiento para 2019 que acaba de publicar el Banco de España, del 2,2%, coinciden con las del Gobierno. Los inversores y los analistas internacionales muestran una gran confianza en nuestra economía. Y todo apunta a que este año volveremos a crecer más que los principales países de la zona euro.

Lea la entrevista completa a la ministra de Economía y Empresa Nadia Calviño este viernes en HERALDO.

¿Qué destaca de estos meses de Gobierno?

En estos meses hemos logrado medidas muy importantes de tipo social, como la subida del salario mínimo interprofesional, revertir los recortes en educación o la adopción de la Ley de crédito inmobiliario. No nos ha dado tiempo de culminar todos los cambios necesarios, pero hay muchas cosas que sí se han logrado y otras que confiamos en sacar antes de que acabe la legislatura.

Está trabajando en un decreto con medidas financieras destinadas a favorecer a familias vulnerables. ¿Podría explicarlo?

Disponer de una cuenta de pagos es esencial para garantizar la inclusión financiera de todos los ciudadanos. Cada vez más, es imprescindible una cuenta para poder recibir pagos e incluso los transportes públicos se pagan con tarjeta. Por eso hemos lanzado la normativa que obliga a todas las entidades financieras a ofrecer a todos los ciudadanos una cuenta de pago básica. Es decir, una cuenta que presta los servicios imprescindibles para estar hoy en día conectado, activo económicamente, para poder domiciliar pagos, sacar dinero en un cajero o hacer determinadas transferencias.

¿Sin coste para el ciudadano?

El coste de la cuenta básica en general es de 3 euros con un tope de transferencias y domiciliaciones, pero para aquellos ciudadanos en situación vulnerable o en riesgo de exclusión será completamente gratuita. El Consejo de Ministros aprueba este viernes (hoy) la norma que determina los requisitos para acceder a la gratuidad, un paso más para reforzar la protección de los ciudadanos y no dejar a nadie fuera del sistema financiero.

¿Ve el mapa financiero cerrado o hacen falta más fusiones?

Al gobernador del Banco de España le preguntaron hace un par de días esto y dijo exactamente lo mismo que voy a decir yo: que lo importante para nosotros es la estabilidad financiera y que tengamos unas entidades solventes.

En su momento hubo presiones.

No es la función de un ministro de Economía o de un gobernador del Banco de España tomar decisiones empresariales. Sí asegurarnos de que estas llevan a situaciones de mayor estabilidad y solvencia de las entidades.

¿Cómo valora los efectos de la subida del salario mínimo?

Con esta subida lo que hemos hecho es alinear España con la media de los países de la OCDE. Estábamos en la cola en lo que se refiere a la relación entre salario mínimo y salario mediano. Se trata de una medida muy importante para los colectivos más afectados por la precarización del mercado laboral. Un 70% de los perceptores son mujeres, de modo que es necesaria para luchar contra la brecha de género.

¿Queda mucho para que haya un escenario de plena igualdad?

La desigualdad ha aumentado en nuestro país muy sustancialmente en estos diez años, lo muestran todos los indicadores disponibles. La desigualdad es un problema social, pero también económico; supone un lastre para el crecimiento a medio plazo. Por eso es tan importante sentar las bases de un modelo sostenible e inclusivo, que no deje a nadie atrás.

Usted tenía una alta responsabilidad en Bruselas. ¿Le ha compensado el salto a las complicaciones de la política nacional?

He dedicado mi carrera profesional al servicio público, al servicio de los intereses de España, que son también los de Europa. Me siento privilegiada de haberlo hecho a nivel nacional y a nivel europeo. Creo que es un honor poder ser ministra de España en un ámbito como la Economía.

Etiquetas
Comentarios