Despliega el menú
Economía

diálogo social

Flexibilidad y subida salarial centran la negociación del nuevo convenio en Pikolin

El nuevo marco de condiciones laborales empezó a discutirse el 18 de febrero pero aún no hay avances.

Convenio Pikolin
Operarios de la fábrica de Pikolin en una imagen del pasado año cuando recibieron la visita del Rey de España
Guillermo Mestre

Lograr una mayor flexibilidad por parte de la empresa y hacer que los salarios suban como pretende el comité son los dos principales puntos que van a centrar la negociación del nuevo convenio a dos años en la compañía aragonesa Pikolin. Aunque las conversaciones empezaron el pasado 18 de febrero, son todavía escasos los avances que se han registrado. Pedro Lobera, presidente del comité de empresa, señaló que lo único que ha dicho la dirección, que todavía no ha presentado su plataforma, es que "la nuestra es desmesurada sobre todo en cuanto a incremento salarial porque asumirla supondría restar competitividad". Para evitar la aplicación de la distribución irregular de la jornada, que motivó una huelga el año pasado, la empresa ha contratado unos 40 eventuales, "la mayor cifra en años", reconoció el sindicalista de OSTA, que espera haber alcanzado un acuerdo sobre el convenio antes del verano. 

Sobre los principales puntos del convenio que se plantea para este año y el próximo, lo que plantea el comité es una subida salarial del IPC real más el 3% cada año de vigencia del convenio (subir todos los conceptos), así como aumentar la paga de beneficios a un 2,5% del EBIT. Asimismo, el comité pide convertir la paga de penosidad en una paga extra para todos los trabajadores y trabajadoras de Pikolin (fábrica y oficinas). Asimismo, pide incrementar las pagas extras en 50 euros y que las bajas por enfermedad común no repercutan en las pagas extras.

En cuanto al calendario, el comité demanda tres semanas en verano para todo el personal y establecer que además de las vacaciones estivales en el calendario de fábrica y mantenimiento, queden asignados un mínimo de 4 puentes y dos días de asuntos propios en cada calendario que se negocie (siempre y cuando el número de días a disfrutar lo permita). Asimismo, plantean reducir una jornada de trabajo del cómputo de horas anual de 1.712,75 horas a 1.705 horas.

Etiquetas
Comentarios