Economía

protesta

Concentración el sábado contra los despidos y los contratos precarios en Opel

CGT, OSTA y STOPEL han convocado una protesta en Plaza de España de Zaragoza el 23 de marzo a la 18.00

trabajador IMG-20190313-WA0004
El trabajador Aurelio Iglesias protestando contra su despido
S. E.

Los dos despidos puntuales de dos trabajadores con baja, uno por enfermedad común y otro, por estar esperando una operación de rodilla, que trabajaban en mantenimiento en la nave de carrocerrías de la planta de Opel PSA, son el motivo de la concentración de protesta convocada por CGT, OSTA y Stopel este sábado, 23 de marzo, en la plaza de España de Zaragoza para denunciar no solo estas rescisiones de contrato sino “bastantes más que se están produciendo en los últimos meses por acumulación de bajas o incapacidad sobrevenida”. Según Santiago Arcos, secretario general de la sección sindical de CGT “no tenemos la cifra total de despedidos porque algunos no nos los comunican, pero no podemos permitir esta ‘táctica’ del grupo PSA de tener en cuenta solo la eficiencia y no a las personas. De hecho compañeros de CGT en las fábricas de Villaverde y de la CUT en Vigo van a venir a apoyarnos el sábado”.

Junto con los despidos, los tres sindicatos quieren protestar contra la precariedad en los contratos. “Se sigue cogiendo a trabajadores con contrato por el 65% de la jornada y solo seis meses cuando los récords de producción que estamos teniendo permitirían hacer contratos de al menos un año como mínimo”, señaló Arcos. Desde OSTA consideran que la sobrecarga de trabajo actual es argumento más que suficiente para mejorar las condiciones de contratación. Además, denuncian que desde que el grupo francés tomó las riendas de la factoría de Figueruelas están observando “unas nuevas maneras en las relaciones laborales que ni compartimos ni podemos aceptar” y que ante los despidos “independientemente de los motivos que argumente la dirección solo pueden expresar su rechazo”.

Quiero que la gente sepa que en Opel te despiden estando de baja”, asegura uno de los despedidos, Aurelio Iglesias, que lleva desde la semana pasada manifestándose a las puertas de la fábrica para dar a conocer una situación que considera injusta ya que él querría haber podido volver a trabajar en cuanto le operasen de la rodilla (una operación que se está haciendo esperar). “Estoy desde el pasado miércoles aquí evidenciando lo que me ha pasado y seguiré toda esta semana a las puertas de la fábrica”. También está estudiando llevar a juicio su caso para pedir la nulidad del despido y que la empresa tenga que readmitirlo. “Ahora mismo tengo muy difícil buscarme otro trabajo. No me lo darán porque tienen que operarme de la rodila y a ver quien te contrata así”, señala. Agradece que parte del comité vaya a apoyarle ahora con la concentración del próximo sábado y asegura que "no se va a quedar sentado" sino que seguirá reivindicando sus derechos.

Los convocantes denuncian que no solo el convenio firmado en enero del año pasado por la mayoría del comité de empresa sino el acuerdo de flexibilidad que se suscribió en octubre de 2018 está precarizando las condiciones de trabajo en la factoría más grande de Aragón. 

Etiquetas
Comentarios