Economía

DESAYUNOS HERALDO

Redexis invertirá 60 millones de euros en promocionar el combustible de hidrógeno

La compañía, que espera que Aragón acoja alguna "iniciativa emblemática" de este plan, lo ha anunciado este jueves en Zaragoza. 

Desayuno Heraldo Hidrógeno Redexis
El presidente de Redexis, Fernando Bergasa, esta mañana, en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Hablar de hidrógeno es hablar de descarbonización; es hablar de un incipiente combustible con un amplio abanico de aplicaciones prácticas que cuenta, además, con distintas ventajas competitivas respecto a los tradicionales hidrocarburos. Esta circunstancia no ha pasado desapercibida para compañías como Redexis, que ha anunciado este jueves en Zaragoza la puesta en marcha de un plan que contempla la inversión de 60 millones de euros en los próximos cinco años para fomentar iniciativas a nivel nacional relacionadas tanto con el gas renovable como con el hidrógeno. El presidente de la firma, Fernando Bergasa, ha mostrado su deseo de que, "en veinticuatro meses, tengamos una iniciativa emblemática en Aragón que aborde el uso de hidrógeno transportado por gasoductos, así como el almacenamiento de la electricidad producida a partir de energías renovables".

Este combustible se convertirá en un vector transversal que beneficiará a sectores como la movilidad o la industria, en un sustituto del gas natural, que, a largo plazo, quedará relegado a un segundo plano. Redexis cuenta con una infraestructura de gasoductos que se extiende por toda la geografía española, la cual podría facilitar su transporte de manera eficiente, con escasos costes.

Además, el hidrógeno minimizaría el excedente que producen los picos de las energías renovables, puesto que es capaz de almacenar la electricidad, lo que mantendría unos precios estables tanto para hogares como para fábricas. Así lo ha explicado Bergasa en un desayuno organizado por Redexis en colaboración con HERALDO, en el que se ha puesto de relieve el estado actual de esta tecnología, así como sus posibilidades de aplicación.

Actor clave en la segunda mitad del siglo XXI

En opinión de Bergasa, el hidrógeno será un actor clave en la economía de la segunda mitad del siglo XXI, momento en que la reducción de emisiones será fundamental, tanto en España como a nivel europeo. En este sentido, ha resaltado la importancia de promocionar sus usos a través de iniciativas demostrativas. "Aragón es la punta de lanza a nivel nacional", ha remarcado, al tiempo que ha valorado positivamente el factor geoestratégico de la expansión de este combustible, que "evitaría a la industria depender de los Estados productores de petróleo o cobalto". Bergasa ha reclamado asimismo la implicación del sector público. 

La consejera de Economía e Industria de la DGA, Marta Gastón, ha recogido el guante lanzado por el empresario. Ha indicado que este combustible abre "un mundo de posibilidades". Y ha valorado la labor de la Fundación del Hidrógeno en la investigación de sus aplicaciones, especialmente a nivel empresarial; pero también como una solución a la descarbonización de la comarca de las Cuencas Mineras, que deben poner el foco en las energías renovables.

Estas dos intervenciones han servido para introducir una mesa redonda en la que han participado cuatro ponentes: el director de la Fundación Hidrógeno Aragón, Fernando Palacín; el director general del Grupo Industrial Calvera, Rafael Calvera; el gerente de Servicios de Hyundai Motor España, Javier Arboleda, y el vicepresidente de la Asociación Española del Hidrógeno, Antonio García-Conde. Todos han coincidido en la transversalidad de las aplicaciones de este combustible.

Palacín, en concreto, ha puesto el foco en la creación de industria que traería consigo la expansión del hidrógeno en Aragón, pero también en las necesidades formativas que requeriría tanto la instalación como el mantenimiento de esta tecnología. La fundación que dirige ha participado en una treintena de iniciativas por valor de 40 millones de euros, que han producido un retorno a la comunidad de 10 millones.

Almacenamiento, transporte

El almacenamiento o el transporte del hidrógeno han copado el discurso de Calvera: "Es una tecnología madura, fiable; e introducirlo en la red es el futuro. Pero, para ello, tendremos que adaptarla a nivel técnico", puesto que las posibilidades de la infraestructura actual son reducidas. El directivo ha querido hacer alusión a la automoción como uno de los motores del desarrollo de este combustible. Y el papel del sector en la comunidad es fundamental: "Aragón es la Alemania de España", ha dicho.

En este concepto ha incidido también Arboleda, quien ha destacado el papel de la sostenibilidad en gran parte de la flota de su compañía. En su opinión, las pilas de hidrógeno, en las que la firma ha realizado una fuerte apuesta de futuro, son "ideales para España, puesto que siete de cada diez coches duermen en las calles en nuestro país". Esto dificulta la carga de los eléctricos -ante la escasez de puestos de suministro-, que con hidrógeno sería más sencilla, puesto que el proceso apenas dura cinco minutos.

El último en ofrecer su punto de vista ha sido García-Conde, quien se ha centrado en la regulación como una de las barreras que deberá superar el hidrógeno. Para lograrlo, ha propuesto la implantación de un plan nacional, una modificación de la legislación en torno a los hidrocarburos o la firma de acuerdos sectoriales.

Arboleda ha insistido en que el vehículo de hidrógeno es "un jugador de equipo" con el eléctrico. Y ha lamentado la todavía escasa presencia de puntos de recarga. En este sentido, el director general del Grupo Calvera ha mencionado los "gasoductos virtuales", es decir, el transporte de hidrógeno comprimido por carretera, como una posible solución en este sentido. Además, ha colocado la responsabilidad de democratizar su uso a la industria, que potenciaría la economía de escala para llevar a una futura reducción de costes. Palacín ha remarcado que el futuro pasa por el hidrógeno: "Y tenemos que apostar por que esta tecnología se desarrolle en Aragón".

Etiquetas
Comentarios