Economía

limpieza

Soluciones caseras para evitar los químicos al limpiar el frigorífico

La desinfección de la nevera es una tarea fundamental en la cocina, pero, a pesar de su importancia, es muy fácil hacerlo mal. 

No conviene usar productos químicos para su limpieza para evitar la contaminación de los alimentos.
Freepik

La cocina, no solo es una de las estancias de casa en las que hay que invertir más tiempo a la hora de limpiar, también es una de las más importantes: debe estar como si fuera a pasar un control de seguridad alimentaria. Pero, dentro de esta, y más allá del horno o la campana extractora, hay un electrodoméstico que complica y retrasa la tarea e invita procrastinar cada vez que alguien intenta enfrentarse a él: el frigorífico. Así, el hecho de que sirva para almacenar y mantener frescos los alimentos no significa que no sea uno de los aparatos que más limpieza exigen y, también, más cuidadosa, pues una mala gestión de los productos químicos podría dañar los alimentos que se guardan en su interior.

Cómo desinfectar con efectividad la nevera

1

Bicarbonato de sodio.

Si bien es cierto que sirve para limpiar unas zapatillas blancas (y no morir en el intento), el bicarbonato, gracias a su poder desengrasante y antibacteriano, es el mejor aliado de la cocina. Así, solo queda mezclar en un bote con pulverizador unas tres cucharadas soperas de este producto con medio litro de agua tibia, rociar las paredes con la mezcla, frotar con un estropajo, dejar actuar durante cinco minutos y retirar los restos con un paño húmedo.

2

Zumo de limón

Con la ayuda del zumo de tres limones bien mezclado con medio litro de agua caliente se puede limpiar de maravilla las baldas de la nevera. Solo hay que rociar el producto casero por encima (haciendo especial hincapié sobre las manchas) y dejar actuar diez minutos, para retirarlo, después, con un paño húmedo. Además de acabar con la suciedad, dejará un agradable aroma en el frigorífico.

3

Vinagre de manzana

Su capacidad para desengrasar y desincrustar los restos de comida viene de maravilla para los laterales de la nevera y las gomas. Mezclando 125 mililitros de vinagre con 500 de agua caliente, se puede conseguir una solución rápida y efectiva que dejará estos elementos del frigorífico como si fueran nuevos.

Etiquetas
Comentarios