Despliega el menú
Economía

Agricultura

Grupo Jorge produce en Zuera un abono orgánico a partir de sangre de cerdo

El producto, que mejora la productividad del cultivo, ya se comercializa en España, Italia y Portugal y ahora quiere conquistar Latinoamérica y China.

El director de Desarrollo I+D+i de la división de fertilizantes de Grupo Jorge, Stefano Molinari (centro) con el abono orgánico, acompañado por Javier Martín (izda) ingeniero técnico de la zona de Extremadura , y Carlos Pérez (dcha) director comercial del producto.
El director de Desarrollo I+D+i de la división de fertilizantes de Grupo Jorge, Stefano Molinari (centro) con el abono orgánico, acompañado por Javier Martín (izda) ingeniero técnico de la zona de Extremadura , y Carlos Pérez (dcha) director comercial del producto.
Heraldo de Aragón

Dice el saber popular que del cerdo se aprovecha hasta los andares. Así lo demuestra el aragonés Grupo Jorge, que produce en su matadero de Zuera (Zaragoza) un abono orgánico y rico en proteínas a partir de la sangre fresca sus animales sacrificados. Se llama Hemostar y para su fabricación se utiliza un "novedoso" proceso mediante el cual este subproducto se esteriliza y se digiere con enzimas para obtener una materia prima –sometida a los mismos preceptivos controles veterinarios y cuenta con certificación agroalimentaria– que puede conservarse durante dos años.

"Este subproducto solo tenía salida a un mercado de bajas cotizaciones, con lo que nos planteamos la posibilidad de darle un uso con el que se pudiera incrementar su valor añadido y además fuera más sostenible", explica Stefano Molinari, farmacéutico y director de Desarrollo I+D+i de Nutrientes de Aragón, empresa integrada en el Grupo Jorge. "Es un proceso pionero en España, que se realiza con avanzada tecnología y, además, es el único fertilizante de estas características que se produce en el interior del matadero", explica el responsable del proyecto.

El fertilizante, rico en aminoácidos libres, se probó en un primer momento en las más de 6.000 hectáreas de las que dispone la compañía familiar con sede en Zaragoza. Repartidas por diversas localidades zaragozanas y oscenses, en esta superficie agrícola se cultivan cereales ecológicos –destinados esencialmente a la elaboración de piensos para la alimentación de su cabaña porcina– pero también cuentan con plantaciones de maderas nobles, como el cerezo y el nogal. Los resultados obtenidos con el nuevo fertilizante líquido se tradujeron, explica Molinari, en un incremento de la producción, en una mayor homogeneidad del fruto, especialmente en calibre, y sobre todo, en una reducción del uso de fitosanitarios. "Tiene, por lo tanto, una clara ventaja medioambiental, pero también económica porque supone un ahorro de costes para los agricultores", destaca.

Nuevos mercados

Tras los éxitos conseguidos en tierras propias, Grupo Jorge se lanzó a la comercialización del producto en España, para dar el salto casi inmediatamente a la exportación. Sus principales clientes son Italia y Portugal. Pero los responsables de la división de fertilizantes de la compañía aragonesa, que tiene presencia en 75 países, ya han puesto su mirada en nuevos mercados mucho más lejanos.

"Hemos comenzado a enviar pruebas a distintos países", explica Molinari, que destaca que el producto comienza a abrirse paso en México y Uruguay. Además tienen previsto lanzarse a la conquista del mercado asiático, especialmente China, aunque el director de Desarrollo I+D+i de Nutrientes de Aragón reconoce que este es un mercado complicado en el que tendrán que trabajar más a largo plazo.

Actualmente, Grupo Jorge produce en sus instalaciones de Zuera unas 3.000 toneladas de este abono líquido ecológico, aunque, como asegura Molinari, el subproducto que genera la actividad de su matadero podría permitirles producir hasta unas 30.000 toneladas, aunque alcanzar esta cifra dependerá de la respuesta de los agricultores, "que demandan el producto cada vez más, sobre todo para los cultivos ecológicos".

Hasta un 30% más 

El uso de este fertilizante en los cultivos de Grupo Jorge ha demostrado que la producción de sus cereales ecológicos se incrementa en un 30%. Además, explican los responsables de la división de fertilizantes de la compañía, este abono orgánico "favorece el desarrollo radicular de la planta, aumenta su absorción de nutrientes y le induce a una mayor resistencia al estrés". En el caso de los frutales, el viñedo o el olivo, este producto, de residuo cero, propicia "una mayor fecundación de flores, con lo que aumenta el cuajado de los frutos".

Etiquetas
Comentarios