Despliega el menú
Economía

ibercaja

Ibercaja gana 40,8 millones de euros y recorta un 26,4% sus activos improductivos en 2018

Los ingresos recurrentes avanzan hasta los 948 millones de euros, un 2,2% más que en 2017.

Sede central de Ibercaja en Zaragoza.
Sede central de Ibercaja en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Ibercaja cerró el ejercicio 2018 con un beneficio neto de 40,8 millones de euros después de recortar un 26,4% sus activos improductivos y mantener el dinamismo de la actividad con clientes, tanto en recursos gestionados (1,1%) y su diversificación (el 45% del total son ya fondos de inversión, fondos de pensiones y seguros de ahorro), como en la nueva financiación crediticia concedida (4,9% interanual). Todo ello, indicó este viernes la entidad, "en un contexto de tipos de interés que persisten en mínimos históricos, fuerte competencia en el mercado bancario minorista y transformación del modelo de negocio del sector".

Estos datos se desprenden de la comunicación que el banco hizo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un 'hecho relevante’ en el que señala que, excluidos los gastos del expediente de regulación de empleo puesto en marcha por la entidad (-55,8 millones de euros), el impacto de la venta de la cartera de activos improductivos Cierzo (-31 millones de euros) y la elevada tasa fiscal efectiva (49,5% del beneficio antes de impuestos), el beneficio neto de 2018 habría sido de 117 millones de euros.

Los ingresos recurrentes, precisó asimismo el banco en una nota, avanzan hasta 948 millones de euros, un 2,2% más que en 2017, procedentes principalmente de los ingresos vinculados a gestión de activos y banca/seguros, que crecen un 5,3% respecto al año anterior y suponen ya el 36,5% de los ingresos recurrentes de la entidad.

Los recursos de clientes totales administrados por Ibercaja alcanzaron los 57.011 millones de euros al cierre de 2018, 617 millones más que hace un año, lo que supone un crecimiento interanual del 1,1%. "La ralentización del ritmo de avance con respecto a ejercicios anteriores se debe a la evolución de los mercados financieros, que restaron a lo largo de 2018 un volumen de 838 millones de euros en esta partida", apuntaron desde el banco aragonés. Excluyendo este impacto, añadieron, los recursos de clientes crecen un 2,6% en el ejercicio.

La gestión de activos y los seguros de vida ahorro, apuntaron fuentes del banco, "continúan siendo el motor principal de la actividad con clientes, con un incremento del conjunto de estas rúbricas del 1,6% interanual hasta los 25.519 millones de euros, lo que representa el 45% del total de recursos de clientes que gestiona la entidad".

En cuanto a su apuesta fuera de Aragón, Ibercaja formalizó 5.724 millones de euros en nuevo crédito en 2018, un 4,9% más que en 2017. Madrid y el Arco Mediterráneo representan el 49% de estas nuevas operaciones.

Muy reseñable en 2018 fue la reducción de los activos problemáticos brutos (dudosos+adjudicados), que registraron una caída del 26,4% (1.090 millones de euros), ubicándose a final del ejercicio en 3.042 millones. Por otro lado, el saldo de riesgos dudosos disminuyó un 11,3% (290 millones de euros) y la tasa de mora se redujo al 6,7%.

A final de 2018, el coeficiente de solvencia CET 1 (Phased In) se sitúa en el 11,7% y el ratio de capital total (Phased In) asciende al 15,6%. Estos ratios de capital superan ampliamente los requerimientos SREP para 2019 (9% y 12,5%, respectivamente).

Etiquetas
Comentarios