Economía

EMPLEO

Los aragoneses cobran más, pero su poder adquisitivo es menor

El salario medio en la comunidad se situó el año pasado en 1.536 euros, mientras que a nivel nacional alcanzó los 1.657 euros. 

Un trabajador de la fábrica de Sphere en Utebo.
Laura Uranga

Los aragoneses cobran más que hace un año, pero su poder adquisitivo es menor. El salario medio de la comunidad creció un 0,8%, hasta los 1.536 euros mensuales, el más alto desde junio de 2016. Esta cifra se encuentra, sin embargo, por debajo de la media nacional, que alcanzó los 1.657 euros, el récord en euros desde que se registran estadísticas. La otra cara de la moneda es el poder de compra, que se redujo un 3%, el equivalente a 564 euros anuales, según un informe de la firma de recursos humanos Adecco.

El estudio pone de relieve un crecimiento interanual del 1,1% del sueldo medio a nivel nacional en el último trimestre de 2018, lo que supone el sexto aumento salarial consecutivo, el más amplio desde junio de 2012. Explicita además la reducción del número de parados de larga duración en la comunidad, que se quedó en el 29,2% del total; lo que conllevó un aumento de la proporción de miembros de este colectivo con prestación de desempleo. A su vez, destaca un aumento de un 6,2% de la siniestralidad laboral, el peor dato para Aragón desde 2009, que se mantiene, pese a ello, por debajo de la media nacional.

Respecto a la proporción de ocupados a tiempo parcial, Adecco indica que es de un 15,5% en la región, cifra que coloca a Aragón ligeramente por encima de la media nacional, del 14,9%; lejos todavía de países nórdicos como Suecia o Dinamarca, donde una de cada cuatro personas poseen esta clase de empleo. Además, la autonomía es una de las tres que ha visto aumentado el número de huelgas, con un incremento anual de un 16%, lo que supone 30 conflictos por cada 100.000 empresas.

El análisis de Adecco pone el foco asimismo en el índice de satisfacción de los empleados -calculado a partir de cinco elementos: remuneración, seguridad laboral, oportunidades de empleo o desarrollo profesional, conciliación y conflictividad-, que mejoró un 7,9%, hasta situarse en seis puntos, la cifra más alta desde 2008. En este caso, Aragón sí supera la media española, con un 6,2, lo que la coloca en la sexta posición nacional.

Etiquetas
Comentarios