Economía

Han comenzado hoy paros de una hora en Teltronic en protesta contra 11 despidos

El comité de empresa denuncia no haber sido informado del plan de ahorros de la compañía para justificar estas extinciones de contrato y critica que se produzcan en un año en el que Teltronic espera seguir incrementando su cifra de negocio

Han comenzado hoy paros de una hora en Teltronic en protesta contra 11 despidos

Trabajadores de Teltronic han comenzado hoy paros de una hora en la fábrica de Malpica, que se extenderán siete días más, para protestar contra el despido de 11 compañeros, la mayoría en enero, aunque uno se produjo en diciembre y otro en febrero. Quieren así mostrar su malestar contra una medida de ajuste de la que no habían sido informados y que entra en contradicción con el incremento en ventas y cifra de negocio que esta compañía (con más de 40 años de antigüedad, que emplea a 300 trabajadores en Malpica y que fue adquirida recientemente por la multinacional china Hitera que a su vez la compró a la inglesa Sepura) ha venido registrando en los últimos años.

Aunque dirección y comité de Teltronic, dedidada a la fabricación de componentes y productos de telecomunicaciones, fueron llamados por el SAMA (Servicio aragonés de Mediación y Arbritraje) el pasado día 18 para evitar el conflicto, la falta de entendimiento entre las partes ha llevado a que finalmente comiencen hoy los paros que se prolongarán siete días laborables para dejar bien clara la oposición de la plantilla a estos 11 despidos objetivos, "la primera vez que se utilizan en esta empresa", indicaron fuentes  sindicales muy molestas con que se haya echado a algunos trabajadores veteranos con el mínimo que marca la ley (20 días por año) y en un ejercicio en el que la compañía espera seguir incrementando su facturación.

Con los paros, la plantilla protesta también contra "la modificación de las condiciones de trabajo que se han ejecutado de forma unilateral sin información previa al comité de empresa", según informó CC. OO., que exige un compromiso de la dirección de mantenimiento del empleo y de recuperación del diálogo con la parte social.

Fuentes sindicales explicaron que "lo que ha dicho la compañía es que los despidos son ajustes dentro de un plan de ahorros de 2 millones de euros después de tres años de pérdidas". Sin embargo, en la carta de despido, la compañía habla únicamente de 240.000 euros de pérdidas. Por eso, el comité pide claridad a la empresa,  que no tome medidas unilaterales  y que se inicie un proceso de negociaciones con los representantes de los trabajadores. Además,  reclaman que se presente un plan de viabilidad e información relativa al negocio y sus planes de futuro, algo que la compañía no termina de definir, aunque "prevé una facturación importante para 2019 superior a 2018 y que entraría en contradicción con los 11 despidos y con el hecho de estar haciendo nuevas contrataciones".

Etiquetas
Comentarios