Despliega el menú
Economía

El “pujante” sector cervecero resiste a la crisis y ya aporta 10.000 empleos a la economía aragonesa

Sus exportaciones han crecido hasta un 247% durante los complicados últimos diez años y sus ventas se han abierto paso en China, Francia, Australia y Corea.

Visita a las instalaciones de La Zaragozana tras la presentación del informe sobre el sector cervecero en Aragón
Visita a las instalaciones de La Zaragozana tras la presentación del informe sobre el sector cervecero en Aragón
Toni Galán

Son numerosos los estudios que evidencian que a España le gusta la cerveza. Menos los que recuerdan que nuestro país es el tercer productor de Europa, solo superado por Alemania y el Reino Unido, lo que convierte a este sector “pujante y que goza de buena salud”, que ha sabido resistir y adaptarse a la complicada situación de mercado que trajo la crisis, en en uno de los protagonistas en el desarrollo económico y social español. Así sucede también en Aragón donde esta producción está “íntimamente ligada” a algunos de los principales pilares del crecimiento de la Comunidad, como el turismo o la agroindustria. Lo dice un estudio realizado por Cerveceros de España, que han elegido este martes la centenaria planta de La Zaragozana en la capital aragonesa para presentar las cifras que demuestran la fortaleza y el impacto económico de la actividad en la región, en particular, y en en conjunto de España, en general.

“En 2018 hemos podido testar la buena salud de la que goza el sector cervecero en Aragón y en el resto de España, en el que prácticamente todos los indicadores han experimentado subidas, desde las cifras de ventas y producción hasta las del consumo, pasando por el incremento de la presencia de nuestras marcas y sus cifras de exportación”, recoge el documento que ha presentado Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España, que ha insistido en el destacado impacto que esta producción supone para la economía. De hecho, según el documento, basado en datos de 2017 (últimos disponibles) las 23 fábricas de cerveza (521 en España) que existen en Aragón, cuya producción asciende a un millón de hectólitros (37,6 en el conjunto nacional) generan en torno a los 10.000 empleos en Aragón. Eso sí, la mayoría de ellos, el 90%, está concentrado en el sector de la hostelería, ya que, como señala el informe, la cerveza es consumidora preferentemente, en un 93% de las ocasiones, en cafeterías, restaurantes y bares, en los que hasta un 40% de sus ingresos netos llega a través del consumo de esta bebida, que siempre suele tomarse, en el 83% de las ocasiones, acompañada de otros alimentos.

La importancia del sector cervecero también deja su huella en la agricultura de la Comunidad. De hecho Aragón es una de las principales productoras de cebada especialmente en las zonas húmedas de Zaragoza y Huesca, donde la agricultura de regadío se ha convertido en una fuente importante de cebada para malta. “Se trata de un cultivo de calidad, en el que se producen entre 60.000 y 80.000 toneladas al año, que aporta una mayor rentabilidad para los agricultores”, ha destacado Olalla, que ha recordado además que la importancia de esta producción en la región ha hecho que la red de ensayos de cerveceros y malteros de España haya localizado uno de sus campos de ensayo en Aragón, primero en la localidad zaragozana de Sádaba y actualmente en el municipio oscense de Sariñena. A ello se suma también la producción de lúpulo (uno de los ingredientes básicos de la cerveza), para lo que existen plantaciones experimentales en Daroca (Zaragoza) así como un lúpulo salvaje que crece a lo largo de la cuencia del Ebro y sus afluentes.

Y a este impacto en la agricultura hay que añadir también, asegura el informe, que “la producción de cerveza facilita la creación de un tejido industrial fuerte y da lugar a una industria auxiliar como la de fabricación de barriles en Figueruelas o la producción de sémola de maíz en Huesca”, recoge el documento.

Tendencia al alza de las exportaciones

En la presentación del informe, que ha incluido una visita por la planta productiva (y centenaria) que La Zaragozana tiene en pleno casco urbano de la capital aragonesa), participó la consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, que amplió los datos recogidos en el informe con una batería de cifras “en las que he tenido ocasión de bucear” -señaló- que corroboran la importancia económica de un sector “resistente y resiliente a la crisis”.

Gastón se ha detenido especialmente en la exportación. La consejera, que ha recordado cómo la industria aragonesa ha sabido plantar cara a los peores momentos económicos saliendo al exterior, ha señalado que entre 2010 y 2017 “una época nada fácil precisamente”, las exportaciones de de alimentos se incrementaron un 79,3%, dentro de estos las ventas al exterior de las bebidas (excluyendo las azucaradas, espirituosas y el agua) aumentaron un 53%, pero “lo más significativo es que la comercialización de cerveza fuera de las fronteras españolas se disparó un 246,8%. “Lo relevante es que estas cifras no solo son el resultado de esa capacidad de adaptación, sino que la tendencia se mantiene”. Así durante los once primeros de meses de 2018, las exportaciones de cerveza crecieron un 33,15% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras las del conjunto de bebidas caían un 6%. Y si importante es el volumen, más relevante han sido los destinos, que responden a una “inteligente estrategia”, ha calificado Gastón, para referirse a los pasos dados por este sector para abrirse paso en mercados como China, Francia, Australia y Corea.

Etiquetas
Comentarios